Sony Interactive Entertainment ha confirmado lo que ya era un secreto a voces desde hace meses. God of War: Ragnarok, como se le conoce de manera no oficial a la secuela del juego de 2018, no llegará este año. Si bien Sony había anticipado su lanzamiento a lo largo de 2021, hoy actualizaron a la comunidad para informarles que lo podremos disfrutar hasta 2022. Por el momento, eso sí, no conocemos la fecha exacta.

Adicionalmente, Hermen Hulst, máximo responsable de PlayStation Studios, dio a conocer que God of War: Ragnarok estará disponible tanto en PlayStation 4 como en PlayStation 5. Por consiguiente, seguirán exactamente la misma estrategia que con Spider-Man: Miles Morales y Horizon Forbidden West. Cabe mencionar que este último, aparentemente, tomará la temporada de lanzamiento que en principio pertenecía a God of War: Ragnarok. Es decir, finales de 2021.

El propio Hulst señala que el desarrollo de God of War: Ragnarok inició después que el de Horizon Forbidden West. El motivo del retraso, como era de esperar, está relacionado con el calendario del proyecto. Santa Mónica Studio necesita más tiempo para concretar su obra. "Hemos tomado la decisión de trasladar este juego al próximo año, para asegurarnos de que Santa Monica Studio pueda ofrecer el increíble juego de God of War que todos queremos jugar", señaló el directivo.

Hulst menciona que el equipo creativo detrás de God of War: Ragnarok no podía ceder su salud y bienestar para entregar el videojuego en 2021. Es evidente que Sony intenta evitar a toda costa una polémica más de crunch, pues estas situaciones negativas suelen dañar la imagen de las compañías. Afortunadamente, parece que la industria poco a poco comienza a poner más atención en el cuidado de sus empleados para evitar la sobre explotación laboral.

Aunque Sony no lo menciona, quizá porque es una "justificación" bastante gastada en la industria, es probable que la pandemia haya afectado el calendario de desarrollo de God of War: Ragnarok. Los estudios internos de Sony tuvieron que adaptarse al trabajo remoto y, desde luego, el ritmo de avance no es el mismo que el trabajo presencial. Al menos, claro, durante los primeros meses de adaptación. No dudemos en que otros proyectos también se aplazarán en los siguientes meses.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.