Cuando una persona es asidua a utilizar los servicios de Internet, ya sea un programa de gestión de contraseñas, mail, servicios en la nube o trámites de banca online, el miedo a sufrir un ataque, ya sea de ransomware o cualquier otro tipo de malware, es bastante grande. Y si el miedo es grande cuando se trata de nuestra información, en una empresa además puede tener graves consecuencias. 

Hace unos años, Telefónica, una de las empresas de telecomunicaciones más grande a nivel mundial, sufrió un ataque de ransomware. La organización que estaba detrás, pedía una cantidad en bitcoins a cambio de devolver la información que poseía. Ni la tremenda infraestructura que tenía Telefónica por entonces fue capaz de evitar que, durante unos días, toda su información estuviera en jaque. Al final, gracias a la intervención de su equipo técnico, liderado por su CIO y otros expertos en ciberseguridad, fueron capaces de resolverlo sin mayores incidentes.

El riesgo es real y algo tan sencillo como pinchar en un links de un sms o un mail o descargar un archivo adjunto, puede ser más que suficiente para dejar la puerta abierta y facilitar el paso de los ciberdelincuentes.

Aumento de casos tras la pandemia del coronavirus

Con el teletrabajo y con la imposibilidad de tener controlado el acceso de los equipos de los empleados, el número de casos de ataques por malware desde marzo de 2020 se ha multiplicado. De hecho, un informe realizado por expertos en seguridad de las principales operadoras del mundo, Telco Security Alliance, indicó que el incremento tras la nueva situación causada por la covid-19 subió hasta el 2.000%

Pero no sólo entra el malware en nuestro sistema de una manera evidente, también puede hacerlo sin darnos cuenta, como mediante el envío de un número muy elevado de solicitudes a un servidor o sistema objetivo para bloquearlo, los llamados ataques DDoS. 

Por este motivo, prácticamente todas las empresas están redoblando sus esfuerzos en seguridad para que, una vez volvamos a la normalidad y con el teletrabajo más asentado que antes de la pandemia, minimizar al máximo los riesgos.

Para lograrlo, las empresas demandan y requieren cada vez más perfiles capaces de blindar la seguridad de la compañía, evitando cualquier ataque desde fuera. Los puestos demandados  no son puestos intermedios sino directivos y altos cargos capaces de marcar las directrices y tomar las riendas, no sólo cuando sea necesario, sino también antes, desde el minuto 0.

Perfiles laborales más demandados

A nivel mundial, los CIO han ido ganando mucho terreno e importancia, no sólo dentro del mundo de las empresas, formando parte del reducido grupo encargado en la toma de decisiones, sino dentro del mercado laboral. Su importancia ha crecido al mismo tiempo que la vulnerabilidad de muchas compañías hacia la ciberdelincuencia.

Quizá muchos de nosotros nos estemos haciendo la misma pregunta:¿podría liderar la estrategia de seguridad de mi compañía o dar un giro a mi carrera profesional hacia ese ámbito? 

La respuesta breve es sí. Sin embargo, antes debes pasar por un proceso de formación en un centro de estudios a la altura, que te prepare para no sólo asumir los retos derivados de la ciberseguridad, sino a estar preparado para evitar cualquier amenaza.

Si estás pensando en hacerlo o te llama la atención saber más, uno de esos centros es el ESIC, uno de los que mejor fama tienen dentro del ámbito formativo y entre la valoración de sus alumnos. Además, con un enfoque muy claro dentro del mundo empresarial y de los negocios.

Máster en Ciberseguridad de ESIC y PwC

El plan de estudios de ESIC sobresale por ser uno de los más completos, con una metodología innovadora y flexible cien por cien a la situación de cada alumno. Además, establece la misma importancia a la parte práctica que teórica por lo que los alumnos salen preparados para lo que le espera en el mundo laboral.

Pero no sólo eso. La calidad de un centro de estudios lo mide la calidad de su profesorado y en ESIC cuentan con algunas de las personas más relevantes en el terreno empresarial y relacionado con la ciberseguridad.

Sin ir más lejos, el Máster en Ciberseguridad de ESIC se realiza en conjunto con PwC, una de las consultoras más importantes del mundo, con una trayectoria de sobra demostrada y un punto de vista clave dentro del panorama empresarial. Los alumnos que entren a formar parte del máster, adquirirán los conocimientos, técnicas y herramientas necesarias para liderar la estrategia de ciberseguridad de cualquier empresa

Algunos de los conocimientos, conceptos básicos y áreas técnicas que abordará de manera profunda cada alumno, están los Sistema de SOC, Hacking, Threat Intel, Monitorización, Seguridad y Protección de la infraestructura de la empresa. 

Como en el resto de los cursos y máster que ofrece ESIC, las asignaturas se agrupan en tres bloques, las generales de ESIC enfocadas a aprender todo lo necesario para desempeñar puestos directivos, las de especialización propias de la materia de cada máster y las elegibles, que se adaptan a la consecución de los objetivos profesionales de cada persona.  

La duración del Máster en Ciberseguridad de ESIC es de doce meses y el plazo de inscripción finaliza en Octubre de 2021 por lo que, si tienes dudas, te recomendamos que te pongas en contacto con ellos para que te las solucionen y empezar así, a construir una nueva etapa profesional llena de retos y éxitos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.