A principios de 2021 llegó una noticia que sacudió a la industria de los videojuegos y del entretenimiento en general. Ubisoft, compañía detrás de franquicias como Assassin's Creed, Far Cry O Splinter Cell, hará un juego de Star Wars. Esto tras recibir luz verde de Disney y Lucasfilm. Ha pasado casi medio año desde aquel suceso y finalmente conocemos cómo se gestó esta inesperada asociación. Para fortuna de la editora francesa, los momentos se alinearon a su favor.

En una entrevista con IGN, Sean Shoptaw, vicepresidente senior de Disney Games, reveló que la compañía ni siquiera había considerado a Ubisoft para hacer un juego de Star Wars. Recordemos que Electronic Arts tenía un contrato de exclusividad para desarrollar las experiencias jugables de la franquicia intergaláctica. No obstante, este vencerá en 2023 y no será renovado, lo cual permitió a Mickey Mouse analizar nuevas alianzas.

Curiosamente, el poco interés de Disney Games en Ubisoft cambió cuando algunos ejecutivos de dicha división, incluyendo al propio Shoptaw, visitaron las oficinas de Massive Entertainement (estudio interno de Ubisoft y responsable de The Division) para inspeccionar el avance del juego de Avatar. En algún momento de la visita, Star Wars formó parte de sus conversaciones; Disney quedó sorprendida por la pasión del equipo creativo en el universo creado por George Lucas.

El buen estado de Avatar Frontiers of Pandora, aunado al entusiasmo por Star Wars, convencieron a Disney de crear una asociación con Ubisoft y Massive Entertainment. "Ese primer encuentro que tuvimos con Massive en torno al juego de Avatar, después de que adquirimos Fox, fue el punto de partida para el juego de Star Wars. Había tal alineación y pasión creativa alrededor de la propiedad intelectual de Star Wars que simplemente fue la evolución natural de la relación. Nos llevó al juego de Star Wars que anunciamos no hace mucho", comentó Shoptaw.

Ubisoft aprovechó las circunstancias alrededor de Star Wars

Otro punto curioso de esta historia es que Ubisoft consiguió el proyecto de Avatar por una negociación directa con Fox. Evidentemente, lo anterior ocurrió cuando el conglomerado de medios todavía no pertenecía a Disney. Entonces, sin tenerlo contemplado, la firma francesa aprovechó el futuro rompimiento de la exclusividad con EA y la compra de Fox por parte de Disney. Sin olvidar, por supuesto, que el personal de Massive resultó ser fan de Star Wars.

Ahora bien, el hecho de que Ubisoft trabaje en un juego de Star Wars no significa que otras compañías tienen las puertas cerradas. De hecho, Electronic Arts seguirá adelante con otros proyectos de la franquicia —como la secuela de Jedi: Fallen Order—, mientras que otras compañías tendrían la misma oportunidad si son capaces de llenar el ojo del ratón Mickey.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.