¿Pfizer o AstraZeneca? Esta es la pregunta del millón para los menores de 60 años que se pusieron la primera dosis de esta última antes de que se cambiara el protocolo y se dejara solo para mayores de esa edad. Tras un parón dirigido a realizar el ensayo clínico CombivacS, el Gobierno de España ha optado finalmente por dejar que sean los propios vacunados los que elijan cuál de las dos vacunas del coronavirus se quieren poner.

Aunque cada comunidad autónoma tendrá su protocolo, en general se ha decidido que se administre Pfizer por defecto, pero que las personas que lo deseen puedan pedir AstraZeneca, ahora llamada Vaxzevria, firmando un consentimiento informado.

La vacunación se retomará en unos días, por lo que quienes se encuentran en esta situación están hechos un lío. ¿Cuál es la mejor opción? Esto es lo que sabemos actualmente de cada una de ellas.

Así ha sido la investigación del ISCIII

El pasado 18 de mayo se hicieron públicos los resultados preliminares del ensayo clínico CombivacS. Con él, el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha analizado las consecuencias de administrar Pfizer a alguien que previamente había recibido una primera dosis de AstraZeneca.

Este ensayo clínico no comprobó los efectos de una segunda dosis de AstraZeneca

Esta es la única combinación de vacunas del coronavirus que se probó. No se incluyó ningún grupo experimental que recibiera las dos de Vaxzevria. Y este es un dato importante a la hora de analizar los resultados.

La conclusión fue que los efectos secundarios fueron prácticamente indiferenciables de los que se obtuvieron en otros ensayos clínicos con otras combinaciones vacunales. 

Además, en comparación con el grupo control al que no se administró segunda dosis de nada, se generó una gran cantidad de anticuerpos capaces de neutralizar el virus. Concretamente, siete veces mayor que en el control. Aquí hay un dato importante y es que en los ensayos clínicos de AstraZeneca ese aumento en los niveles de anticuerpos fue tres veces mayor. ¿Significa esto que es mejor poner la segunda dosis de Pfizer? No se sabe.

Sería incorrecto comparar ambos resultados, puesto que son ensayos clínicos distintos, con metodologías diferentes. Además, CombivacS es un ensayo pequeño, con solo 600 participantes, de los cuales 200 se destinaron al grupo control y 400 al experimental, que recibió Pfizer. No es una cifra ínfima, pero tampoco es comparable con los millones de personas que participaron en los ensayos clínicos iniciales de las diferentes vacunas del coronavirus. Y es normal, puesto que es un trabajo que se ha realizado en tiempo récord. No está bien ni mal, simplemente no se puede comparar.

¿Y qué pasa con los trombos?

No podemos olvidar que la razón por la que se cambió el protocolo de vacunación fue por la adición de los trombos con plaquetas bajas como un efecto secundario muy raro de Vaxzevria.

Desde la Agencia Europea del Medicamento (EMA) se refirió que la mayoría de casos se habían dado en mujeres jóvenes, pero que no habían encontrado una relación causal. Es decir, que no tenían pruebas científicas para demostrar que no fuese una casualidad. Por eso, dejaron en manos de los países de la Unión decidir ellos mismos si cambiaban sus protocolos. En España se optó por esperar a realizar CombivacS, pero siempre con la vista puesta en no volver a poner AstraZeneca a menores de 60 años.

Los trombos tras la segunda dosis son incluso mucho más raros que con la primera

Ahora bien, ¿sería posible que se den los temidos trombos durante la segunda dosis? Pues sí, es posible, pero extremadamente raro. 

Debemos recordar que los trombos provocados por la vacunación con AstraZeneca tiene un componente autoinmune. Es decir, es el propio sistema inmunitario de la persona vacunada el que se vuelve en contra de la vacuna y genera una respuesta exagerada que, entre otras cosas, provoca una coagulación masiva, que agota los niveles de plaquetas, a la vez que genera los trombos.

Es algo similar a una alergia, por lo que el paciente debe tener cierta predisposición. Por eso, si durante la primera dosis no ocurrió, sería raro que pasara con la segunda. Es cierto que se han dado casos, pero poquísimos.

Por ejemplo, el doctor Luis Corral-Gudino ha realizado en un hilo de su cuenta de Twitter los cálculos a partir de los datos recogidos en Reino Unido. Allí, se dieron 13 casos por millón de vacunados con la primera dosis y 1’7 en la segunda. Es lo improbable dentro de lo improbable.

En CombivacS no se ha detectado ningún caso de trombo con la mezcla de vacunas del coronavirus. No obstante, debemos recordar que solo se ha realizado dicha combinación con 400 personas, por lo que estamos ante una cantidad muy baja para que se diera un solo caso en base a los datos de incidencia que acabamos de ver. 

Entonces, ¿cuál de las vacunas del coronavirus es mejor?

CombivacS deja una pregunta en el aire. ¿Protegerá la mezcla de las vacunas del coronavirus de AstraZeneca y Pfizer de contraer la COVID-19?

Aún no sabemos si Pfizer protegerá de la enfermedad, pero es muy probable.

El ensayo clínico aún no está terminado. Se inició hace poco más de un mes, por lo que solo se ha podido mostrar que, efectivamente, genera una gran cantidad de anticuerpos neutralizantes. Pero, como es lógico, no es ético infectar a los vacunados para ver qué ocurre, de modo que habría que esperar a ver qué pasa durante su día a día. Se ha hecho así con todos los ensayos clínicos de vacunas del coronavirus, pero en ellos había millones de participantes.

Ahora bien, como también explica en su hilo el doctor Corral-Gudino, cabe esperar que sí sea eficaz en este aspecto.

No debemos olvidar que con esto nos referimos principalmente a prevenir contagios graves, hospitalizaciones y muertes. Ninguna de estas vacunas, combinada o sin combinar, puede prevenir al 100% los contagios. Pero si evita los casos graves tenemos mucho ganado. Y eso es algo esperable, puesto que se están mezclando dosis de dos vacunas del coronavirus que han dado ya muy buenos resultados.

Por lo tanto, ¿cuál me pongo? Cualquiera de las dos opciones es válida. La recomendación de la mayoría de expertos científicos, así como de la EMA, es poner las dos dosis de AstraZeneca. Es seguro y la posibilidad de trombos es muy baja. Pero Pfizer tampoco se ha presentado como una mala opción, puesto que genera pocos efectos secundarios y una cantidad adecuada de anticuerpos. Lo importante es que nos vacunemos y que no rechacemos hacerlo por los vaivenes que está dando la situación. Si hiciéramos eso le estaríamos dando una nueva victoria al virus y, con todo lo que hemos pasado, a estas alturas no nos iría nada bien retroceder.