La pandemia de COVID-19 sigue siendo una amenaza para la salud global. La pandemia por coronavirus, presente hace más de un año, se ha cobrado millones de vidas. Sin embargo, algunos se niegan a aceptar la realidad del virus. Uno de ellos fue el noruego Hans Kristian Gaarder, un negacionista del coronavirus que pasó sus últimos días organizando fiestas ilegales y apostando por las teorías conspiratorias.

Según reporta el portal News in English, el hombre de 60 años, radicado en Gran, un municipio a 40 millas al norte de Oslo, dio positivo en coronavirus después de morir. Gaarder se había negado a hacerse la prueba antes del suceso, pero tras su fallecimiento se confirmó que estaba infectado.

La muerte de Gaarder ocurrió varios días después de que organizara dos fiestas ilegales, durante el 26 y el 27 de marzo. Hasta el momento, las autoridades no han podido identificar el total de personas que asistieron a los eventos realizados en plena pandemia, sin embargo, más de una docena de los asistentes dieron positivo en los test para el coronavirus. Mientras, las reuniones sociales se encuentran suspendidas en Gan desde el pasado mes de marzo para evitar la propagación de la virus.

Se cree que el negacionista del coronavirus mantuvo en secreto sus síntomas durante varias semanas. Anteriormente, según el citado medio, había comparado a la enfermedad por COVID-19 como «un resfriado o una gripe leve». Además, argumentaba erróneamente que el virus no se trasmitía de persona a persona.

Las teorías conspirativas de Gaarder iban más allá ser un negacionista del coronavirus

Engin Akyurt / Unsplash

Gaarder se identificaba como un «investigador independiente de información suprimida«, el líder del sector negacionista del coronavirus. Intentaba convencer a sus seguidores que el trabajo de los medios de comunicación «mentiros y débiles» era «engañar a los lectores para que sean llevados a ciega al barro por políticos también mentirosos y débiles».

Además, era conocido por difundir teorías conspiratorias a través de sus redes sociales. Sus publicaciones abarcaban un amplio abanico de fake news. Se refería frecuentemente a los Illuminati, poderes mundiales ocultos, sociedades secretas, extraterrestres, las últimas elecciones en los Estados Unidos y, por supuesto, el coronavirus.

En 2009, de acuerdo a Metro, se había mostrado escéptico ante gripe porcina. Por aquel entonces denunció a la cadena de televisión estatal noruega NRK y a la Agencia de Salud Pública por «participar en propaganda de miedo extremo y mentiras».

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.