Las personas que adoran la comida de color azul (como Percy Jackson) están de enhorabuena. Y es que los químicos han conseguido un nuevo colorante natural azul y eso que no es nada fácil, ya que este color es muy escaso en la naturaleza. Pero, ¿por qué es tan difícil encontrarlo?

El pigmento azul, como decíamos, es muy difícil de encontrar ya que se trata de un color muy raro en la naturaleza, según explican desde IFLScience. Sí, vemos el azul del cielo, pero de ahí no podemos extraer el pigmento. Más allá del cielo, la mayoría de las veces que se da con este color suele ser, en realidad, rojos y morados. Es más, el púrpura se puede extraer de algunas verduras u hortalizas, como en el caso de este nuevo colorante, la lombarda. De hecho, su coloración se utiliza para muchos aditivos alimenticios y, ahora, también para darle a la comida un color azul cian.

Azul, un color muy raro en la naturaleza

Este azul cian se extrae de las antocianinas de las verduras, un pigmento soluble en agua que se encuentra en algunas flores y frutas, como los arándanos y la berenjena, y que les proporciona los tonos rojos, morados o azules intensos. Por suerte para los amantes de la comida azul, la lombarda tiene una pequeña cantidad de antocianina azul natural que permitirá, a partir de ahora, poder colorear las comidas de este color tan particular, tal y como señala el estudio publicado la pasada semana en la revista científica Science Advances.

Hasta ahora, el colorante más utilizado era el azul brillante FCF o E133. En el caso del colorante azul extraído de la antocianina de la lombarda es «casi idéntico» al FCF; pero además servirá para hacer verdes más intensos.

Mucha gente se pregunta de dónde viene el color azul si es tan raro en la naturaleza. Los expertos apunta a que se debe a la física de la luz. Es decir, los pigmentos aparecen del color de la luz que reflejan y no absorben. Y es que la luz azul tiene más energía que el resto de la luz del espectro visible; por este motivo no tendría sentido que una planta reflejara este color. Prefieren absorber esa energía para ellas. De hecho, muy pocas plantas lo reflejan y se cree que solo un animal produce un pigmento azul. Se trata de la mariposa obrina olivewing (Nessaea obrinus).

Más allá de los aditivos alimenticios

Tras 200 años, en 2009 se encontró un nuevo pigmento que permite hacer pinturas de color azul: YInMN

El color azul es muy difícil de conseguir más allá de los colorantes alimenticios. También son un problema los pigmentos de este color para las personas que pintan, por ejemplo. El azul de Prusia y el azul de cobalto han dado problemas a lo largo de la historia. El primero libera cianuro y el segundo es tóxico, por lo que no está recomendado su uso. Por suerte, en 2009, tras 200 años de búsqueda de un nuevo pigmento azul, se dio con YInMN.

Por suerte para las personas que adoran la comida de color azul, ahora tenemos un nuevo colorante alimenticio. A pesar de lo difícil que es, la ciencia lo ha conseguido.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.