Apple se ha asociado con investigadores del Seattle Flu Study y de la Universidad de Washington para evaluar si el Apple Watch puede ser efectivo para predecir anticipadamente enfermedades respiratorias como la COVID-19.

Según recoge MacRumors, la compañía de Cupertino anunció el estudio en la keynote «Time Flies», en septiembre de 2020. Sin embargo, las pruebas recién están comenzando. La información fue descubierta en la página de reclutamiento de voluntarios.

«Buscamos personas que vivan en el área metropolitana de Seattle y que puedan tener un riesgo más alto de lo normal de padecer enfermedades respiratorias debido a la exposición frecuente a otras personas a través del trabajo u otras actividades, condiciones de salud u otros factores», indica el texto.

Los investigadores dicen que las personas seleccionadas recibirán un Apple Watch. El smartwatch, gracias a sus sensores, será el encargado de recopilar información valiosa sobre la salud y el comportamiento de los voluntarios. Asimismo, se les solicitará que respondan una serie de preguntas en una encuesta de Apple Research.

El Seattle Flu Study aclara que los voluntarios podrán continuar con el mismo ritmo de vida que llevaban antes del estudio. Si en el transcurso de la evaluación presentan síntomas de enfermedades respiratorias, se les proporcionará un hisopo nasal para detectar la COVID-19.

Actualmente se encuentra abierta la solicitud, únicamente, para personas de 22 años en adelante de la región metropolitana de Seattle. Los participantes deberán contar con un iPhone 6s o superior. En cuanto al Apple Watch, como mencionamos anteriormente, se les proveerá de manera gratuita durante el estudio, que se espera que se extienda por «hasta seis meses».

El Apple Watch, también a prueba en un estudio independiente

Foto por Fusion Medical Animation en Unsplash

En tanto, un estudio independiente del Sistema de Salud Mount Sinai de Nueva York indica que el Apple Watch puede predecir la aparición de la COVID-19. El preprint asegura que el reloj permite advertir la aparición de la mencionada enfermedad respiratoria hasta siete días antes del diagnóstico mediante hisopo nasal.

Los estudios de la Universidad de Washington junto al Instituto de estudios como los del Sistema de Salud Mount Sinai utilizan la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC) que puede medir el Apple Watch. Se trata de un parámetro indicador del nivel de salud cardiovascular utilizado por deportistas para medir su condición física.

No obstante, estos datos son muy valiosos para, como lo ha revelado el estudio de Mount Sinai, detectar enfermedades. En este caso, han sido puestos a prueba con una aplicación especialmente diseñada para predecir la aparición de la COVID-19.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.