Existen 14 tipos de asteroides; aunque, por lo general, se suelen agrupar en tres grupos: S, C y X. Los primeros están compuestos principalmente por silicio, los segundos por carbono y los terceros por metales. Hasta ahora, se ha considerado que la vida en la Tierra se originó tras el impacto de uno de tipo C. Al fin y al cabo, no se han encontrado los ingredientes necesarios en ninguno de los otros tipos.

Sin embargo, el hallazgo realizado tras el análisis de las muestras del asteroide Itokawa, devuelto a la Tierra en 2010 tras la finalización de la primera misión Hayabusa de la Agencia Espacial Japonesa (JAXA), pone del revés todas estas hipótesis. Al menos, demuestra que podrían no ser tan certeras.

Y es que, a pesar de ser un asteroide tipo S, un solo grano de polvo, al que han bautizado como Amazon, contenía esos compuestos necesarios para la vida.

Un vuelco al origen de la vida en la Tierra

De todo el material extraído de Itokawa, se han aislado hasta 900 partículas, que se encuentran almacenadas en una sala limpia para su análisis.

Al analizar 10 de ellas, se ha hallado en todas compuestos formados por carbono, a pesar de no ser este el elemento predominante en el asteroide. Ahora bien, al centrar la atención en Amazon, vieron que se han conservado tanto la materia orgánica primitiva, no calentada, como la procesada. 

Esta última indica que el asteroide se calentó a más de 600ºC en el pasado. No obstante, según explican los autores del estudio en un comunicado, la presencia de materia orgánica no recalentada muy cerca de ella significa que la caída de compuestos orgánicos primitivos llegó a su superficie después de que el asteroide se enfriara. 

Mucho más frecuentes en la Tierra

Los asteroides de tipo S son muy abundantes en el conocido como cinturón de asteroides, de ahí que sean los que más frecuentemente impactan en nuestro planeta.

Hasta ahora, se creía que la vida en la Tierra estaba relacionada con los de tipo C, por ser los únicos con los ingredientes adecuados. Sin embargo, este hallazgo demuestra que los de tipo S también pueden contenerlos y, al ser más habituales, se han convertido en los principales candidatos. En definitiva, como bien ha explicado una de las autoras del estudio, el análisis de Amazon ha dado datos claves para estudiar el pasado de nuestro planeta:

Estos hallazgos son realmente emocionantes, ya que revelan detalles complejos de la historia de un asteroide y cómo su trayectoria de evolución es tan similar a la de la Tierra prebiótica.

Queenie Chan

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.