Raya y el último dragón no fue el éxito que se esperaba. Eso, a pesar de la extensa campaña de marketing y la insistencia en que la película traería una nueva generación de personajes Disney. Pero el film tuvo un pobre rendimiento en taquilla. De hecho, su rendimiento estuvo detrás del estreno Warner, la animada Tom y Jerry de Tim Story. Para una producción Disney eso puede considerarse una decepción. En especial, cuando la expectativa alrededor de la película había sido considerable.

Pero al parecer, la sombra de la pandemia en salas continúa siendo complicada. Raya y el último Dragón no logró atraer al público como se pensaba. Y su fracaso es lo suficientemente llamativo como para provocar algunas preguntas en el mundo del entretenimiento. Tanto, como para que buena parte de la prensa especializada se pregunte por el futuro de los próximos estrenos del estudio. Después de todo, esperan en agenda las primeras películas de la fase cuatro del Universo cinematográfico Marvelita. Black Widow, que recién recibió nuevos carteles y un renovado empuje en marketing, llegará el 7 de mayo al cine. Pero sigue siendo un dolor de cabeza para la compañía.

A la película la rodean pesimistas previsiones a su alrededor y el punto incómodo, que el argumento se basa en un personaje ya fallecido. Natasha Romanov (Scarlett Johansson), fue una figura resaltante en la fase 3 del Universo Cinematográfico de Marvel, pero su primera aventura en solitario llega después de haber muerto. ¿Se puede esperar que el público tenga interés en su historia? ¿Confía Disney en las salas de cine a pesar que Raya y el último Dragón fue superada por un animado sin demasiada publicidad a cuestas? 

Confianza ciega, a pesar de 'Raya y el último dragón'

Disney Plus

Al parecer, el CEO de Disney Bob Chapek cree que sí. En declaraciones que recoge ComicBook para el estudio es imprescindible Black Widow llegue a cines. Incluso a pesar de los pobres resultados en taquilla de Raya y el último dragón para la factoría del ratón Mickey, la continuidad de Marvel en sala está garantizada. Eso provoca algunas preguntas sobre cuál es la estrategia de Disney, pero en particular por qué necesita que el film de Cate Shortland debute en cines.

Hasta ahora, la relación de Disney con el cine en plena pandemia ha sido ambigua. Mulán debutó directamente al streaming y en el mercado Chino, lo que provocó un considerable revuelo. Hubo protestas y el directo señalamientos contra la estrategia Disney, en menoscabo a la distribución en salas. Los demás estudios parecieron revisar la estrategia, en especial luego que el estreno navideño de Soul — también online — fuera exitoso. Pero Raya y el último Dragón (cuyo estreno fue una mezcla de cine y streaming) dejó algunas preguntas incómodas sin responder. 

¿Puede Black Widow tener mejor desempeño que Raya y el último dragón, una película que despertó expectativas por su ambientación y temática? La película cumple un año de retrasos. Además, su argumento se ha debatido en docenas formas distintas. Y aunque se espera se beneficie de la reapertura de cines en Nueva York, no es la mejor apuesta. O no parece serlo. Por ese motivo, se especuló sobre la posibilidad la fecha podría retratarse a verano. Algo que ya ha hecho Fast and the Furious 9. 

Un panorama distinto

Con la promesa de la vacuna y también, un renovado interés por el Universo Cinematográfico de Marvel gracias a las series en Disney Plus, la película podría tener más posibilidades de triunfar. Además, que podría permitir al estudio analizar el motivo del fracaso de Raya y el último Dragón. ¿Se trató de la posibilidad del streaming? ¿Qué todavía es un riesgo considerable asistir a las salas? Pero, ¿cómo explica eso el éxito de un film menor como Tom y Jerry

Por ahora, no hay respuestas claras. Y las pocas, están más relacionadas a levantar el entusiasmo alrededor de Black Widow en explicar cómo Disney cedió terreno a Warner. Esta semana, el actor David Harbour, comentó en un LIVE de Instagram sobre su ansiedad por el estreno del film.

“Tengo muchas ganas de disfrutar Black Widow si alguna vez podemos estrenar esa película”, dijo Harbour según ComicBook “Me encantaría poder verla también. He visto algunas cosas (de Black Widow) y se ve muy bien. (…) Estoy realmente emocionado. Pero me gustaría verlo yo mismo. Demonios, lo vería en Disney Plus”. 

No son las declaraciones más optimistas, pero al menos, si unas bastante entusiastas. Después de todo, la película ha sido retrasada al menos cinco veces debido a la pandemia. Pero al parecer su elenco está lo suficientemente motivado para dejar claro que vale la pena la espera. O al menos, es lo que piensa Scarlett Johansson. 

“Siento que tengo el control del destino de esta película, lo que me da mucha más tranquilidad”, dijo Johansson en una entrevista con THR. “La conozco (al personaje) mejor que nadie. ¿Cómo fue su infancia? ¿Cuál es su relación con las figuras de autoridad? Este personaje es valiente y multidimensional pero tiene mucho trauma y ha llevado una vida sin examinar. Para poder operar en este nivel élite, probablemente ha tenido que rechazar muchas cosas”.

Pero a pesar de toda la campaña a su alrededor y el interés que disfruta el MCU gracias a WandaVisión, una cosa está clara. Raya y el último Dragón marca un pésimo precedente en estreno. Y lo hace por una razón específica: el mundo animado es el natural del estudio y recibió un revés. ¿Qué puede esperarse de una película que por ahora, despierta muy poco interés? Habrá que esperar al 7 de mayo para saberlo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.