Pensar en LG sin su división de smartphones parece ilógico, pero a pesar de sus intentos por mejorar, los problemas son más evidentes cada año. La compañía surcoreana no posee un negocio económicamente sostenible en su división de teléfonos y sufre para encontrar una salida a la situación. Para ponerlo en claro: LG quiere vender su negocio de móviles y no consigue comprador.

De hecho, las últimas conversaciones mantenidas para desprenderse por completo de su negocio de smartphones tampoco fueron positivas. De acuerdo a 9to5Google, LG Electronics no cerró un acuerdo con ninguna de las dos compañías que mostró verdadero interés: Vingroup JSC, de Vietnam, y el Grupo Volkswagen.

Lo que no se explicó públicamente es por qué fallaron las negociaciones. Para empezar, un modelo de negocios con más de 20 trimestres consecutivos sin ganancias no es muy seductor. También es real que los surcoreanos no querrán desprenderse de una división sin embolsar una buena suma de dinero.

A comienzos de año, el CEO de LG dijo que “todas las opciones estaban sobre la mesa” debido a las pérdidas económicas del negocio de smartphones. Las últimas informaciones hablan, incluso, de la posibilidad de cerrar por completo la división.

Sin dudas esto provocaría un fuerte impacto en la imagen global de la corporación, sin olvidar el plano laboral. De acuerdo con Bloomberg, se espera una comunicación formal a los empleados de la compañía, pero no antes del mes de abril.

Nuevos producto de LG, al congelador

Los lanzamientos que estaban planificados para el primer semestre de 2021 habrían sido aplazados indefinidamente. Este panorama no sería favorable ni siquiera para el sucesor del LG Velvet, cuyo desarrollo también sería congelado. Tampoco queda claro qué ocurrirá con el teléfono enrollable que se pudo ver en vídeo a comienzos de este año.

El mismo apareció en un clip del CES 2021 y su principal característica permitía que el tamaño del display se adapte a las necesidades del usuario. A pesar del interés, en febrero existieron rumores sobre la descontinuación de su desarrollo, pero LG los desmintió públicamente.

¿Qué ocurrirá con el negocio de smartphones de LG? ¿Se animará la compañía a deshacerse de él definitivamente o aparecerá un comprador de último momento? Abril sería el mes clave para conocer si una de las grandes tecnológicas del mundo encuentra una salida no demasiado desordenada del mercado de móviles. Por lo pronto, el panorama no es muy prometedor.