Cada vez falta menos para la presentación del Mercedes EQS, uno de los coches eléctricos mas esperados. Si bien su presentación oficial será el próximo 15 de abril, a medida que se acerca la fecha vamos conociendo más detalles de esta berlina. Ya sabemos, gracias a la propia compañía, que tendrá un interior dominado por pantallas, pero pocos detalles tenemos de su exterior. Eso sí, aunque las líneas finales aún son un misterio, contaría con el diseño más aerodinámico del mundo en un coche de producción.

Según recoge InsideEVs, el fabricante alemán ha sometido al Mercedes EQS a las clásicas pruebas del túnel del viento de Sindelfingen. Una unidad, equipada con llantas AMG de 19 pulgadas y diseño optimizado, alcanzó un Cx de 0,20, un cifra que supera, aunque mínimamente, los datos arrojados por competidores de peso como el Tesla Model S (Cx de 0,208) o el Lucid Air (Cx de 0,21). El logro, que permite coronar al EQS como el coche más aerodinámico del mundo, fue alcanzado con el modo de conducción Sport activado, el cual pone rígida la suspensión, rebaja la altura de la carrocería y endurece la dirección.

El Mercedes EQS será el primer vehículo construido sobre la nueva plataforma EVA 2.0

El Mercedes EQS será coche encargado de estrenar la nueva plataforma EVA de Mercedes-Benz, que ha sido pensada para coches 100% eléctricos y que próximamente llegará a otros modelos como el EQE, el EQE y el EQS. La nueva arquitectura le ha permitido a la compañía aprovechar ventajas a nivel estructural. Por ejemplo, ha colocado los pilares A bien hacia adelante, ha reducido las dimensiones del capó y el maletero, y ha logrado una línea de techo mucho más curvada. Esto ha permitido que el vehículo adquiere una apariencia similar al de una coupé.

Claramente, el diseño de esta plataforma puede hacer que la firma alemana ingrese por la puerta grande al mundo de los coches eléctricos. El Mercedes EQS adopta un diseño con menos elementos irregulares en la carrocería, conductos de enfriamiento que se abren y se cierran automáticamente. Esto, entre otras cosas, aporta a lograr una menor resistencia y mejorar la puntuación aerodinámica.

La firma asegura que el Mercedes EQS contará con una estructura cerrada que no permitirá la intervención de los propietarios. “No existe ningún mecanismo que permita al cliente abrir el capó. Se puede abrir durante el servicio con herramientas especiales, pero está diseñado para permanecer cerrado ”, asegura Steffen Koehl, director de diseño avanzado de Mercedes-Benz.