Apple se comprometió a que no haya más filtraciones de sus futuros productos y sus nuevas medidas apuntan a la cadena de producción. En las últimas horas se conoció que la firma californiana estableció nuevas pautas de seguridad que deberán implementar las compañías que fabrican sus dispositivos. Entre las más importantes se encuentran el chequeo de antecedentes criminales a todos los trabajadores y la instalación de más cámaras de seguridad.

Con estos cambios, Apple pretende que sea más fácil saber desde dónde se produce una filtración, para así adoptar las medidas pertinentes. Según publica 9to5Mac, a partir de un informe original de The Information, las principales empresas que tendrán que adoptar estas medidas serán Foxconn y Pegatron.

Otro cambio importante que impactará en los socios de la firma de Cupertino es que ya no podrán recolectar datos biométricos de los empleados de Apple, pero sí podrán seguir haciéndolo con sus propios trabajadores.

Apple, a la carga contra las filtraciones en su línea de producción

La mira de Apple también estará puesta en la demora de los componentes en llegar al destino cuando se muevan en las fábricas. Se actualizará el sistema de rastreo de «partes sensibles» y se activará una alarma de seguridad interna en caso de que se produzca un retraso «inusualmente largo».

Dentro de las nuevas directrices de seguridad se remarca que los visitantes a las fábricas deberán mostrar obligatoriamente sus identificaciones emitidas por el gobierno. Curiosamente, antes esto no era obligatorio.

Además, los guardias en cada punto de control tomarán nota de los movimientos de trabajadores que trasladen partes sensibles de un sector a otro. Pero esto no es todo, ya que los vídeos que muestren la destrucción de prototipos o partes defectuosas deberán almacenarse por un mínimo de seis meses.

Y si se trata de frenar filtraciones, un mayor control sobre los vehículos de traslado será fundamental. Por dicho motivo, Apple obligará a que las cámaras de seguridad graben los cuatro costados de los mismos durante el transporte.

Un planteo más agresivo de Apple contra las filtraciones

No es nuevo que la firma de la manzana persiga a quienes producen filtraciones de datos a la prensa sobre sus futuros lanzamientos o roben información vital de la compañía. Semanas atrás se supo que Apple denunció a un exempleado, identificado como Simon Lancaster, por sustraer información confidencial durante su último día de trabajo.

El hecho ocurrió en noviembre de 2019, momento en el que el acusado dejó su puesto en Cupertino para pasarse a Arris, donde se habría beneficiado a partir de los datos robados a su antiguo empleador.

¿Todo vale para detener las filtraciones?

Según The Information, los nuevos lineamientos de seguridad de Apple para evitar filtraciones en su cadena de suministros serían parte de un doble estándar. Los socios en la cadena de producción, y en especial sus trabajadores, verían dichas disposiciones como una demostración de poder en países donde las leyes de protección de la privacidad son más flexibles.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.