Las nuevas condiciones de WhatsApp generaron controversia desde su anuncio. Pese a que fueron retrasadas hasta el 15 de mayo, es algo que deberás aceptar quieras o no. Para suavizar las cosas y evitar perder más usuarios, el servicio de mensajería anunció cómo informarán a las personas sobre los cambios.

Según WhatsApp, en las últimas semanas han revisado los comentarios de los usuarios y escucharon las preocupaciones de la gente. La empresa mantiene el discurso de que las conversaciones seguirán protegidas por el cifrado de extremo a extremo y que eso no cambiará. También mencionan que no compartirán tus contactos con Facebook ni mantendrán un registro de tus acciones dentro de la aplicación.

En las próximas semanas aparecerá un banner dentro de WhatsApp con más información sobre las Condiciones del Servicio y Política de Privacidad.

«Queremos que todas las personas estén al tanto de nuestro compromiso continuo con la defensa del cifrado de extremo a extremo y con la protección de la privacidad y seguridad de nuestros usuarios. Por lo tanto, estamos usando la función Estados para compartir nuestros valores y actualizaciones directamente dentro de WhatsApp, y vamos a esforzarnos aún más para comunicarnos con mayor claridad a medida que avancemos.»

WhatsApp asegura que reflexionaron sobre cómo podrían haber comunicado mejor los cambios. Ahora incluirán información adicional para resolver dudas y abordar las preocupaciones de las personas. La estrategia llega luego de semanas de confusión en donde el servicio perdió millones de usuarios que emigraron a otras plataformas.

WhatsApp no aborda la preocupación real de sus usuarios

Christian Wiediger / Unsplash

Respecto a esto último, la empresa asegura que «es natural que las personas prueben las aplicaciones para ver que ofrecen». WhatsApp aprovecha para criticar a algunos competidores por no ofrecer el cifrado de extremo a extremo, o por mencionar que recopilan menos información de los usuarios.

«Creemos que las personas buscan aplicaciones que sean tanto confiables como seguras, incluso cuando sea necesario para ello que WhatsApp tenga acceso a cierta información limitada.»

Este último punto es lo que llama la atención y deja al descubierto que WhatsApp no está abordando la preocupación real sobre sus políticas. La confusión inicial no fue porque los usuarios tuvieran miedo de que Facebook leyera sus conversaciones, sino porque recopilaría más datos.

Si otras aplicaciones navegan con la bandera de la privacidad y eso atrae a las personas, eso no debería molestar a WhatsApp, sino obligarlo a mantenerse competitivo ajustando la cantidad de datos que recolecta.

La empresa promete estar a la altura y comunicar mejor sus decisiones. La realidad es que a partir del 15 de mayo, las personas tendrán que aceptar sus prácticas cuestionables del manejo de su información si es que quieren seguir utilizando el servicio.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.