Steven Wilson, fundador de Porcupine Tree, debutó su más reciente video titulado SELF que hace gala del deepfake. Dirigido por Miles Skarin, SELF convierte a Wilson en distintas personalidades que van de Robert Downey Jr. a Donald Trump pasando por David Bowie o Brad Pitt.

En poco más de tres minutos, Wilson pasa de ser el cantante que todos conocemos a convertirse en Mark Zuckerberg, Arnold Schwarzenegger o Harrison Ford. También hacen acto de presencia Hillary Clinton, Scarlett Johansson y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

SELF trata sobre una nueva era de narcisismo, según Steven Wilson

“'SELF' trata sobre nuestra nueva era de narcisismo y obsesión por uno mismo, en la que una raza humana que solía mirar con curiosidad el mundo y las estrellas ahora pasa gran parte de su tiempo mirando una pequeña pantalla para verse reflejada en el espejo de las redes sociales."

De acuerdo con Steven Wilson, todos pueden participar en la noción de celebridad y tienen el potencial de compartir su vida con una masa invisible de personas que nunca conocerán.

"El video lleva las cosas más allá al explorar la idea de que ahora cualquiera puede proyectar una versión de 'uno mismo' que no tiene relación con la realidad, y al usar solo caras conocidas, el engaño se vuelve transparente."

"Cualquiera, con las herramientas adecuadas, puede convertirse en otra persona"

Según el director, SELF surgió de las conversaciones que tuvo con Steven Wilson sobre el concepto de identidad y cómo se ha transformado en la era digital. Skarin afirma que nuestro rostro no solo es la clave para los medios que consumimos, sino que representa quienes somos o pretendemos ser en línea.

El deepfake ha levantado polémica desde hace meses. La inteligencia artificial que reemplaza rostros se volvió popular en Reddit y hace unos meses surgieron variantes, como el DeepNude. Este software utiliza redes neuronales para sustituir el rostro en fotos de mujeres desnudas, colocando caras conocidas de actrices y personalidades.

Otros deepfakes apuestan a la desinformación, como los videos falsos de Mark Zuckerberg, Barrack Obama o Nancy Pelosi que se popularizaron en Facebook en 2017. "Cualquiera con las herramientas y la capacidad adecuadas ahora puede convertirse en cualquier otra persona, entonces, ¿qué significa eso para la identidad?" afirmó Miles Skarin.