A finales de 2019, Sony anunció el Back Button Attachment, un accesorio para agregar botones traseros al Dualshock 4. La propuesta, claramente enfocada a los jugadores competitivos, pretendía suplir la ausencia de un mando profesional oficial de PlayStation. El producto comenzó a distribuirse durante 2020 y la opinión de sus compradores fue positiva. Ahora, sin embargo, parece que la compañía japonesa está preparando una variante para el DualSense de la PlayStation 5.

El portal IGN descubrió que Sony patentó recientemente el Back Button Attachment para el DualSense de PS5. El registro se concretó apenas el pasado 4 de febrero en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Así pues, es probable que su anuncio se encuentre a la vuelta de la esquina. Tal y como podrás observar en la imagen inferior, el diseño del accesorio es idéntico a la propuesta de la PS4.

La descripción de la patente igualmente coincide con la primera versión. Los jugadores tendrían la posibilidad de agregar un par de botones a la parte trasera del DualSense. Ambos serían completamente configurables, por lo que tendrías la opción de mapearlos según tus preferencias. En el centro se ubica una pantalla OLED táctil que permite guardar y seleccionar perfiles. En el caso del Back Button Attachment del Dualshock 4, los usuarios podían guardar hasta tres configuraciones.

¿Realmente tiene un impacto en la jugabilidad? Sí, y muy significativa. Por ejemplo, en los shooters es posible asignar los botones equis, cuadrado, triángulo o círculo a la parte trasera. De esta menta puedes realizar diversas acciones sin despegar el dedo pulgar del stick derecho. Claro, las combinaciones son muchísimas y todo dependerá de cuáles sean más cómodas para tu estilo de juego. Para los jugadores que disfrutan títulos competitivos en una opción ideal.

Si bien las compañías patentan sus ideas de forma constante y no todas ven la luz en productos comerciales, este registro de Sony sí que tiene muchas posibilidades de hacerse realidad. La PS5 ya se encuentra disponible desde hace tres meses y es normal que Sony aproveche su base de usuarios para ofrecer accesorios. De acuerdo a los datos compartidos por la empresa, durante el pasado trimestre distribuyó 4,5 millones de unidades de su consola de nueva generación.