Disney ha dado otro paso clave para seguir aprovechando el universo Star Wars más allá de las series y películas. Esta semana surgieron dos noticias sumamente importantes que marcarán el futuro de la franquicia galáctica en los videojuegos. La primera es que los liderados por Mickey revivieron Lucasfilm Games, un sello de publicación cuyo objetivo será gestionar todos los juegos de Star Wars e Indiana Jones. Este último, por, cierto, tendrá un nuevo juego de la mano de Bethesda y Machine Games (Wolfenstein).

Sin embargo, el anuncio de resurrección de Lucasfilm Games venía acompañado de una sorpresa todavía más grande. Electronic Arts, quien poseía los derechos para desarrollar títulos de Star Wars desde 2013, perdió su acuerdo de exclusividad. Así pues, la distribuidora estadounidense ya no será la única que podrá involucrarse en proyectos de Star Wars a partir de 2023. De hecho, Lucasfilm Games ya confirmó que Ubisoft y Massive Entertainment (The Division) harán un videojuego de mundo abierto de Star Wars.

Lo anterior, desde luego, abre la puerta a que otras compañías se sumen al universo en los próximos años. No obstante, para llegar a este punto, tuvieron que suceder una serie de acontecimientos que obligaron a Disney a replantear su estrategia en la industria de los videojuegos. Si bien la franquicia está triunfando actualmente en Disney Plus gracias a The Mandalorian, y el futuro luce prometedor en el cine, con los juegos no ocurría lo mismo.

Desaprovechando oportunidades

Si hay un sector del entretenimiento que ha podido aprovechar la pandemia para crecer exponencialmente, es el de los videojuegos. Durante 2020 escuchamos cómo diversos títulos se apoyaron en el confinamiento para aumentar su popularidad y, en consecuencia, sus ingresos. Animal Crossing: New Horizons, Fortnite, Call of Duty: Warzone, Fall Guys y Among Us son solo algunos ejemplos de una larga lista. ¿Y Star Wars? Pues estuvo completamente ausente de cualquier listado.

Es evidentemente que la industria de los videojuegos seguirá creciendo en los próximos años. Disney ya no puede permitirse que Star Wars no figure entre lo más destacado de dicha industria. La oportunidad de ingresos que están perdiendo es enorme y, claramente, la marca tiene todo el potencial para ganarse un lugar importante en el mercado. El problema es que, muy probablemente, nunca anticiparon que Electronic Arts no sería capaz de explotar la mina de oro.

Cuando Disney compró Lucasfilm en 2012, un año después eligió a EA para que lideraran los desarrollos de nuevos juegos de Star Wars. Nadie puede culparlos de su decisión. Independientemente de lo que opinemos sobre Electronic Arts, son un publisher gigante, estable y con gran experiencia. Sus ingresos demuestran que han sabido gestionar favorablemente sus acuerdos con licencias ajenas y adaptarse a nuevos modelos de negocio. Por desgracia, con Star Wars no lo demostraron.

Adiós a la exclusividad de Electronic Arts

Seamos sinceros. Electronic Arts no pudo gestionar adecuadamente la licencia Star Wars. Tuvieron que pasar seis años para que finalmente entregaran una obra a la altura de lo esperado. Su nombre es Star Wars Jedi: Fallen Order, uno de los mejores títulos de 2019. Y aunque el recibimiento fue bastante positivo en calificaciones y ventas —más de 10 millones de copias vendidas—, EA ya había marcado su destino con los accidentados lanzamientos de Star Wars: Battlefront y Battlefront II.

No olvidemos, además, la polémica que surgió por los múltiples proyectos de Star Wars que EA canceló a lo largo de los años. Estas decisiones generaron que Visceral Games (Dead Space) cerrara sus puertas y que creativos como Amy Hennig (Uncharted) y Jade Raymond (Assassin's Creed) abandonaran EA. Según diversos reportes, la distribuidora estaba priorizando los títulos multijugador que pudieran adoptar un modelo con microtransacciones. Dicha estrategia significó darle la espalda a los juegos para un solo jugador durante varios años.

El éxito de Star Wars Jedi: Fallen Order demostró a la propia EA que las campañas en solitario todavía tenían cabida en el mercado. Pero ya era demasiado tarde. Los fracasos de la saga Battlefront, tanto en el abuso de microtransacciones como en su limitada oferta de contenidos de lanzamiento, ocasionaron que Disney dirigiera su mirada hacia nuevos horizontes. Aunque Electronic Arts seguirá desarrollando juegos de Star Wars, su contrato de exclusividad no será renovado en 2023.

Un futuro impulsado por más compañías

Ubisoft ha sido la primera en apuntarse a crear más juegos de Star Wars tras Electronic Arts, pero puedes estar seguro que no será la única. En esta ocasión, la clave es que Lucasfilm Games no cerrará acuerdos de exclusividad con ninguna compañía. Desconocemos, sin embargo, si es Disney quien se está acercando a los publishers en función de su experiencia. En el caso específico de Ubisoft, los franceses han demostrado su capacidad para imaginar mundos abiertos en años recientes. The Division incluso apostó por funcionalidades sociales con ingresos recurrentes.

Sean Shoptaw, vicepresidente senior de Juegos Globales y Experiencias Interactivas de Disney, declaró que a Wired que "hay espacio para otros"; refiriéndose, por supuesto, a que otras empresas podrían desarrollar nuevos títulos de la franquicia intergaláctica. "Si miras el panorama de los videojuegos, es una población muy diversa de personas que hacen juegos en todo el mundo. Para nosotros, ir a capturar la calidad que existe en ese mundo y ser rápidos en el mercado, sería un gran desafío hacerlo de manera interna".

Aún más interesante, Shoptaw dijo que los nuevos videojuegos de Star Wars pueden estar conectados o no a las historias que se desarrollan tanto en las series como en la pantalla grande. Si existe una conexión, será porque es lo más adecuado para esa narrativa. Sus palabras son sumamente importantes, pues dejan entrever que habrá libertad creativa para que las compañías realmente aporten ideas, historias y personajes nuevos al universo. Eso sí, Douglas Reilly, vicepresidente de Lucasfilm Games, dejó claro que de ellos depende si se aprueba o no.

Existen múltiples empresas que podrían poner en marcha un proyecto relacionado con Star Wars. Por qué no pensar, por ejemplo, en Activision tomando las riendas de un FPS a través de los estudios responsables de Call of Duty. A Creative Assembly (Age of Empires IV) con un título de estrategia en tiempo real. Incluso no podemos descartar la idea de que los estudios internos de PlayStation y Xbox igualmente se involucren. Imagina a Naughty Dog (The Last of Us) desarrollando un título de la franquicia enfocado en la narrativa. A Obsidian Entertainment (Fallout: New Vegas) creando un nuevo RPG de Star Wars. Las posibilidades son muchas y solo el tiempo nos dirá quiénes se subirán al tren.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas. Incluye acceso ilimitado a todos los estenos, al contenido de Marvel y Star Wars, y a las grandes películas de animación de Pixar.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.