Este año que dejamos atrás nos hemos vuelto expertos panaderos. Y muchos, también, se han convertido en expertos reposteros. La levadura se agotó durante el confinamiento, al igual que el papel higiénico antes de cerrar el país. Por eso, no es de extrañar que este recién comenzado 2021 nos veamos con ganas de probar a hacer Roscón de Reyes. Pero ¿qué es la levadura y cómo funciona?

El Roscón o Rosca de Reyes es un bollo que se decora con frutas confitadas y que es tradicional comer el día 6 de enero. La tradición, dicen, podría remontarse hasta los días de los romanos y sus saturnales; por lo que sería una tradición pagana más que adoptó el cristianismo.

Es común que el roscón esconda en la actualidad un haba y una figurita, y que la persona que encuentra la segunda sea nombrado rey por un día mientras que el primero debe pagar el roscón. Pero esto no siempre ha sido así, ya que antes solo se escondía el haba y era la persona que lo encontraba el afortunado de ser nombrado el rey del día.

El ingrediente clave del Roscón de Reyes

El Roscón de Reyes se come uno de los días más mágicos del año: el Día de Reyes, es decir, el 6 de enero. Pero la magia del roscón en realidad es ciencia. Dicen que las recetas hay que seguirlas al pie de la letra, pero sobre todo en el caso de la repostería. Esto suele ser debido a un ingrediente clave en muchos de nuestros postres favoritos (no la receta original del brownie, por cierto): la levadura.

La levadura, como su nombre indica, sirve para elevar o subir el bollo o postre que estemos cocinando. Este ingrediente hace que los pasteles sean más ligeros, de ahí que el brownie bien hecho sea mucho más contundente que un trozo de tarta.

Levadura de panadería y química

La levadura es un hongo conocido como Saccharomyces cerevisiae (también llamada levadura de panadería) y su función principal es fermentar ciertos materiales orgánicos, sobre todo azúcar e hidratos de carbono. Por eso es fundamental seguir las recetas al pie de la letra, como si fuésemos alquimistas en busca de oro. Porque poner menos azúcar, harina o levadura puede hacer que el postre no quede perfecto.

Esta levadura le da esponjosidad a este postre del Día de Reyes (y cualquier otro). De hecho, esto se debe a que tras la fermentación de los azúcares se produce dióxido de carbono, por lo que la masa sube y queda así. Otro compuesto que se genera es el etanol, pero este tipo de alcohol se evapora mientras los postres están en el horno.

Aunque no todas las levaduras son este hongo, ya que también existe la levadura química, que actúa de manera diferente. No obstante, sea levadura de panadería o química su función es la misma: gasificar el Roscón de Reyes para que quede más esponjoso.

En definitiva, ni siquiera un postre tan rico y mágico como el Roscón de Reyes se libra de la ciencia. De hecho, sea pan, una tarta o incluso la pizza, todas tienen levadura. Ver cómo suben estas masa es muy gratificante porque significa que hemos hecho la receta de forma correcta.