Hoy se cumplen 20 años de la presentación de la primera Xbox. Se dice fácil, pero levantar una plataforma de videojuegos ha sido un reto mayúsculo para los de Redmond. Sobre todo en un mercado que solían protagonizar únicamente las consolas japonesas. Hoy Bloomberg publicó un artículo bastante interesante sobre la historia de Xbox y los primeros pasos de Microsoft para convertirse en un grande de la industria. Sin embargo, destaca una anécdota en particular: el intento de comprar Nintendo.

Sí, leíste bien. Hace más de dos décadas Microsoft tuvo interés en comprar a grandes compañías de la industria para que la primera Xbox, que en aquel momento todavía no veía luz, reforzara su catálogo de juegos exclusivos. La compañía estudió las compras de Electronic Arts, Midway Games y Square (Square Enix desde 2003). Lo más interesante es que *Steve Ballmer, al convertirse en CEO, formó un equipo especial para encargarse de un objetivo clave: adquirir Nintendo.

La reunión fallida

Los de Redmond hicieron sus deberes y acordaron una reunión con los directivos de Nintendo para hacerles la propuesta. No solo hablarían del interés en adquirirlos, también de los beneficios de la futura plataforma Xbox. No obstante, la junta no salió como Microsoft esperaba. Kevin Bachus, director de relaciones con terceros de Xbox en aquella época, reveló que la gente de Nintendo se burló de ellos «a carcajadas».

«Steve [Ballmer] nos hizo reunirnos con Nintendo para ver si considerarían ser adquiridos. Solo se rieron a carcajadas. Imagina una hora en la que alguien se ríe de ti. Así fue esa reunión.»

Microsoft igualmente tenía el interés de que Xbox se encargara de todo el hardware que necesitaba Nintendo. Si la adquisición no prosperaba, la idea era crear una asociación importante con la empresa de Kioto. Evidentemente, esa negociación tampoco llegó a buen puerto. Bob McBreen, máximo responsable de desarrollo de negocios de Microsoft, declaró lo siguiente:

«De hecho, teníamos a Nintendo en nuestra oficina en enero de 2000 para trabajar en los detalles de una empresa conjunta. Les dimos todas las especificaciones técnicas de la Xbox. El tono era que su hardware apestaba, y en comparación con PlayStation, así era. Entonces la idea fue: ‘Escucha, eres mucho mejor en los juegos con Mario y todas esas cosas. ¿Por qué no nos dejas encargarnos del hardware?’ Pero no funcionó.»

Xbox avanzó sin adquisiciones iniciales

McBreen recuerda que la negociación con Electronic Arts tampoco avanzó. «No, gracias», fue la respuesta de la distribuidora estadounidense. Afortunadamente, Microsoft no necesitó una adquisición tan grande para salir adelante con la primera Xbox. Hoy en día es una de las tres plataformas de sobremesa que dominan el mercado junto a Nintendo y PlayStation. Eso sí, la intención de comprar a otras empresas de videojuegos nunca se olvidó. Sin ir más lejos, la última gran adquisición de Microsoft fue Bethesda, cuyos estudios y franquicias se sumarán a Xbox para impulsar el catálogo de Xbox Series S|X y Xbox Game Pass.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.