Tras los hechos de violencia ocurridos el 6 de enero en Estados Unidos, las empresas de tecnología están en el centro de la polémica. La más reciente en recibir señalamientos es la plataforma de financiamiento GoFundMe. De acuerdo con BuzzFeed, seguidores de Donald Trump levantaron múltiples campañas de recaudación para costear los gastos por viajar a Washington DC.

El reporte menciona que partidarios de Trump crearon más de una docena de páginas en GoFundMe desde diciembre. Algunas de ellas, como la del "Peregrinaje de Patriotas a DC" consiguió recaudar más de 21.500 dólares.

En la descripción de esta campaña se avisa que estén atentos "mientras se construye un ejército" para viajar a Washington. Otras páginas recaudaron menor cantidad de dinero para solventar gastos de gasolina y hospedaje para los simpatizantes del mandatario.

Aunque no está comprobado que los organizadores estuviesen involucrados en el asalto al Capitolio, GoFundMe ya tomó cartas en el asunto. La plataforma anunció que devolverán el dinero a los donantes en aquellas en donde los fondos no se han retirado.

GoFundMe afirmó que no tolerarán las recaudaciones de fondos que apoyan el odio, violencia, acoso o la difusión de información falsa. Aunque los términos de servicio son claros, la empresa no detectó las señales a tiempo y tomó una decisión demasiado tarde.

GoFundMe, Facebook y Twitter favorecieron la toma del Capitolio

Donald Trump

La falta de atención coincide con la de otras empresas como Facebook, Twitter o Reddit, quienes desde hace meses son acusadas de no hacer nada para impedir el discurso de odio.

Facebook recibió fuertes críticas por negarse a eliminar páginas donde impera la violencia y teorías conspiratorias. Al ser cuestionado sobre si removería el contenido de Donald Trump, Mark Zuckerberg declaró que "las redes sociales no pueden actuar como árbitros de la verdad".

El episodio más reciente de The Daily, el podcast del New York Times, expone que los grupos extremistas se organizaron desde noviembre en Facebook. Las declaraciones sobre un supuesto fraude al proceso electoral provocó que los autodenominados "patriotas" crearan grupos en la red social.

Los grupos se unieron bajo la bandera de "Stop the Steal" y definieron el 6 de enero como fecha clave para llevar a cabo acciones radicales. Pese a los señalamientos, Facebook tardó semanas en reaccionar y finalmente eliminó las páginas en un momento donde ya se habían multiplicado.

Según Imran Ahmed, director ejecutivo del Centro para la lucha contra el odio digital, GoFundMe es un "actor menor" comparado con las grandes empresas de tecnología. Los partidarios de Trump no solo utilizaron la plataforma para financiar viajes a Washington, sino que ahora crearon campañas para pagar la defensa de quienes enfrenten un proceso legal por invadir el Congreso de EE.UU.