En diciembre de 2019, Volkswagen presentó un robot autónomo cuyo único propósito era recargar coches autónomos en parkings. En aquel momento, eso sí, se trataba de un concepto representado en ilustraciones. Sin embargo, un año después su visión finalmente se ha convertido en algo real. Y es que la automotriz alemana nos ha compartido un nuevo vistazo a su simpático robot, esta vez presumiendo brevemente sus movimientos para cumplir con un proceso clave de la movilidad eléctrica.

Volkswagen mantuvo el diseño del concepto

Gracias al vídeo nos quedan clara dos situaciones: que Volkswagen continuó el desarrollo de su robot durante 2020 y que decidieron conservar el diseño del concepto casi en su totalidad. Incluyendo, desde luego, los simpáticos ojos que aparecen en pantalla. En el concepto de 2019 fueron uno de los elementos que más llamaron la atención. Este detalle hace que su propuesta sea más amigable antes de ser controlado por Skynet.

El vídeo es un teaser, así que seguramente en las próximas semanas tendremos un vistazo completo tanto a su diseño como a sus características. El año pasado adelantaron que su robot, todavía sin nombre, era capaz de moverse de forma autónoma en un parking. Y es que integra cámaras, escáneres láser y sensores ultrasónicos que le permiten recorrer la zona de estacionamiento sin intervención humana. Es una tarea compleja, pues en un parking pueden presentarse diversos obstáculos; desde los elementos de la construcción hasta los vehículos en movimiento.

"La combinación de estos sistemas no solo le permite al robot llevar a cabo el proceso de carga de manera totalmente autónoma, sino también moverse libremente en el área de parking, reconocer posibles obstáculos y reaccionar ante ellos. Dependiendo del tamaño del área del parking o parking subterráneo, se pueden emplear varios robots de carga simultáneamente para que se pueda atender a varios vehículos", señaló Volkswagen en 2019.

Un robot acompañado por vagones

Como seguramente observaste en el vídeo, el robot lleva un pequeño vagón en la parte trasera. Este almacena toda la energía que después servirá para recargar los coches eléctricos. Volkswagen los conoce como vagones de batería y "cuando están completamente cargados, están equipados con aproximadamente 25 kWh cada uno. Un robot de carga puede mover varios vagones de batería al mismo tiempo".

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.