El inolvidable final de la segunda temporada de The Mandalorian (Jon Favreau, desde 2019) en Disney Plus también nos ha dejado la ración correspondiente de huevos de pascua. Todos sobre el universo cinematográfico de Star Wars esta vez. Al comienzo de “The Rescue” (2x08), los protagonistas persiguen el transporte de Pershing (Omid Abtahi) a bordo del vehículo de Boba Fett (Temuera Morrison). Se trata de una Lambda Imperial que apareció por primera vez en El retorno del Jedi (Richard Marquand, 1983). En ella viaja el emperador (Ian McDiarmid) y Han Solo (Harrison Ford) y compañía la usan para entrar de incógnito en la luna de Endor.

En la confrontación que se produce al abordar la nave, se pone en boca del copiloto (Thomas E. Sullivan) una espinosa cuestión que perturba bastante. El millón y pico de personas que la diñaron en las explosiones de las Estrellas de la Muerte. Las dos al final de Una nueva esperanza (George Lucas, 1977) y El retorno del Jedi. Y este asunto constituye una discusión tradicional de los seguidores de la saga galáctica. Hasta el punto de que se introduce en la película Clerks, de Kevin Smith (1994), y estimaciones en las novelas Estrellas perdidas y Líneas de sangre (Claudia Gray, 2015, 2016). Y, ahora, gracias al guion del propio Jon Favreau, en The Mandalorian.

Disney Plus

Ese mismo sujeto dice a Cara Dune (Gina Carano) que la destrucción de su mundo, Alderaan, fue insignificante ante el hecho de eliminar a “terroristas”. Habla, claro, de la Alianza Rebelde, para la que Lucas se inspiró en el Vietcong o Frente Nacional de Liberación de Vietnam, que también fue calificado de la misma forma por los Gobiernos de Estados Unidos durante la guerra en el país asiático. Después, cuando aterrizan para hablar con Bo-Katan Kryze (Katee Sackhoff) y Koska Reeves (Sasha Banks), se colocan junto a un caza Gauntlet mandaloriano. Y, antes de en The Mandalorian, solo lo habíamos visto en la serie animada The Clone Wars (Lucas, 2008-2020).

Durante el enfrentamiento entre Fett y Reeves, esta le replica que pronto se lo verá “hablando a través de la ventana de un tanque de bacta”. Ese gran recipiente sirve para la sanación de los heridos graves. Como Luke Skywalker (Mark Hamill) en El Imperio contraataca (Irvin Kershner, 1980) tras tropezar con un temible wampa en Hoth. Por otra parte, Moff Gideon (Giancarlo Esposito), principal villano de The Mandalorian, le explica a Din Djarin (Pedro Pascal) que el Imperio quiere “devolver el orden a la galaxia”. Casi las mismas palabras que le suelta Darth Vader (David Prowse y James Earl Jones) a su hijo, Luke, en El Imperio contraataca.

Disney Plus

Las reglas para tener derecho a blandir el Blacksaber, codiciado por Bo-Katan Kryze, proceden de The Clone Wars y Rebels (Simon Kinberg, Carrie Beck y Dave Filoni, 2014-2018). La silenciosa brutalidad que emplea con los Dark Troopers el misterioso individuo que arriba al final a la nave de Moff Gideon traza un paralelismo intencionado en The Mandalorian con las habilidades de Darth Vader (Spencer Wilding y Jones) en Rogue One (Gareth Edwards, 2016). Porque es Luke Skywalker, cuyo tema reconocible de la banda sonora de John Williams suena cuando se quita la capucha. Con R2-D2 de acompañante.

En la escena poscréditos regresamos a la guarida de Jabba, el Hutt en Tatooine, que entonces regenta su ex mayordomo, Bib Fortuna (Matthew Wood). Este lugar y al gángster lo conocimos en El retorno del Jedi, como a la especie con tres ojos sobresalientes del gran que vemos allí. Y, cuando empiezan los disparos y Fortuna envía a un compinche para que averigüe qué ocurre, se lo oye decir: “¡Maclunkey!”. Como a Greedo (Paul Blake) tras la última edición de Una nueva esperanza. Y las sombras que proyectan Boba Fett y Fennec Shand (Ming-Na Wen) al descender en este estupendo episodio de The Mandalorian son como la del encapuchado Luke Skywalker en aquella película.

Disney Plus

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.