Mientras Telegram se aproxima a los 500 millones de usuarios activos, sus desarrolladores han empezado a pensar en métodos para generar ingresos. El fundador de la compañía, Pavel Durov, ha dicho que necesitan poner en marcha un plan económico para sostener ese crecimiento y mantenerse a flote durante los próximos años.

A medida que el número de usuarios crece, aumenta el tráfico de datos y, con ello, los gastos para mantener los servidores activos. Hasta el momento, el magnate ruso ha sostenido el servicio con su propio dinero, pero todo esto podría cambiar en 2021.

De acuerdo a lo informado en un comunicado oficial, a partir del próximo año empezará a funcionar un sistema de monetización que se sostendrá gracias a dos pilares principales: el ofrecimiento de funciones premium y la publicidad. Durov ha afirmado que no van a vender Telegram y que la mayoría de los usuarios no deberían percibir demasiados cambios.

Cómo funcionará el nuevo sistema de Telegram

Si eres uno de los usuarios de Telegram a los que le preocupan los avisos publicitarios en las aplicaciones, tenemos una buena noticia para ti. Los anuncios llegarían únicamente en los chats públicos one-to-many, es decir, canales a los que la gente se une para recibir información.

Durov cree que el sistema de anuncios en los chats públicos puede ser una buena opción para respetar la privacidad de los usuarios y evitar molestarlos con mensajes intrusivos. El CEO de la compañía sostiene que los chats privados deberían permanecer libres de cualquier tipo de publicidad.

Por otra parte, Telegram añadirá algunas funciones de pago para usuarios avanzados y empresariales. Si bien no se han especificado cuáles serían, el comunicado habla de stickers premium que podrán ser adquiridos y mediante los cuales los artistas encargados de diseñarlos recibirán parte del beneficio económico.

El servicio de mensajería superó los 400 millones de usuarios activos en abril de este año. Tras siete años de vida, el crecimiento de la plataforma ha sido enorme. Sin embargo, aún se mantiene lejos de WhatsApp, que cuenta con más de 2.000 millones de usuarios a nivel global.