El gran reto científico de 2020 ha sido el SARS-CoV-2 y conseguir una vacuna contra el virus que ha tenido en jaque al mundo entero. Pero, ¿qué nos depara este nuevo año? Este 2021, si ningún virus se interpone, puede ser un gran año para la industria aeroespacial. Estrenamos una década muy importante para la carrera espacial, ya que tenemos la vista puesta en volver a la Luna con el Programa Artemisa; pero, además, siempre sin dejar de mirar Marte. ¿Podremos echar la vista atrás en 2030 y ver que ya todo lo que hicimos nos llevó hasta el planeta rojo?

Este año se lanzará la primera misión del Programa Artemisa. Será un vuelo no tripulado, es decir, el control se tendrá desde la Tierra. La nave dará varias vueltas alrededor de la Luna y, tras seis días, se desintegrará en su entrada a la Tierra. Tras esta misión conjunta de la NASA y la ESA, el programa de vuelta a la Luna será una realidad. Con la idea de, en un futuro, enviar más personas a nuestro satélite, incluida la primera mujer en pisar la Luna. Pero esto no será lo único que se haga en cuanto al Programa Artemisa. Las agencias espaciales tienen puesta la vista en dos proyectos interesantes: una base en la Luna y el orbitador Gateway.

Próximo paso: Artemisa

La base en la Luna es un proyecto que está más encarado a la década de 2030. En cambio, el orbitador lunar Gateway será como la Estación Espacial Internacional (EEI), pero que gira alrededor de la Luna. Será un lugar de paso en cuanto se construya la base en el satélite, pero por el momento todavía tiene que construirse.

Está previsto que la construcción del orbitador comience en 2023 y, si todo sale según lo previsto, podría estar listo en 2028. De esta manera, la EEI terminaría su trabajo y podría jubilarse, aunque podría alargarse hasta 2030, dependerá de muchos factores. Pero la idea es dejar de utilizarla en cuanto Gateway esté listo.

Al igual que con otros proyectos de la NASA, empresas privadas como SpaceX, Boeing o Blue Origin buscan participar de una u otra forma en el Programa Artemisa, construyendo desde naves hasta aterrizadores en la Luna.

Como parte del Programa Artemisa ya hay tres misiones planeadas. La primera se pondrá en marcha este mismo 2021 como ya hemos comentado y durará unos veinticinco días. Pero habrá otras dos misiones: Artemisa-2 y Artemisa-3. La segunda de estas misiones será muy similar a la primera y serán solo diez días de misión en 2022. Por otro lado, Artemisa-3 ya llevará seres humanos a la superficie lunar en 2024 y todo apunta a que entre los astronautas estará la primera mujer en pisar la Luna. Si todo sale bien, 2024 será un año histórico para la humanidad, pero sobre todo para las mujeres. ¿Quién será la afortunada en llegar hasta nuestro satélite en primer lugar?

La vista fija en Marte

Parece que volver a la Luna ya es un hecho, lo hicimos con anterioridad así que no debería ser difícil. Pero, ¿qué pasará con Marte? ¿Habrá ya un proyecto sólido para antes de 2030?

Marte siempre es un punto fijo en las obsesiones del ser humano, siempre ansioso por explorar. Llegar hasta allí, investigar y crear un lugar para vivir. Eso sí, si se hace tendrá que ser bajo la superficie marciana ya que la atmósfera del planeta es tan fina que apenas protege del viento solar y los rayos cósmicos. Pero no solo es difícil la vida en Marte sino que, para llegar allí, hacen falta unos 8 meses de ida y otros tantos de vuelta. Y eso en el mejor de los casos. Más el tiempo que la tripulación pase en su misión. La preparación de estos astronautas que viajarán durante meses hasta llegar al planeta vecino es muy dura y compleja, pero ya se está investigando cómo entrenar a estos astronautas para que puedan viajar llegado el momento.

No es tarea fácil, pero la idea es conseguir que los seres humanos lleguen a Marte en 2024. O, al menos, esa es la idea que tienen en mente en SpaceX, la compañía liderada por Elon Musk. No obstante, es previsible que pueda retrasarse hasta 2030, ya que la idea es tener terminadas las fases importantes del Programa Artemisa antes de lanzarse al planeta rojo. Pero nunca se sabe, quizás las ganas de Musk por pisar la superficie marciana terminen ganando… Sin embargo, todavía no se puede marcar una fecha clave en el calendario hasta que no terminen las pruebas de la compañía con la Starship y la NASA (y quizá alguna agencia espacial más) de el visto bueno a la misión. Por tanto, solo queda esperar.

Y todo esto es solo lo que implica el envío de personas hacia el espacio, ya que otras misiones serán lanzadas tanto en 2021 como a lo largo de toda la década con la idea de explorar el espacio y nuestro entorno en el sistema solar. Todavía queda mucho trabajo por hacer en cuanto a la exploración espacial se refiere. Y los próximos diez años serán clave ya que podríamos asentarnos fuera de la Tierra de una manera más o menos continuada. O quedarse en tan solo un sueño.

La carrera espacial está más viva que nunca y todo lo que promete son avances. No obstante, al final de la década podremos decir cuántos de todos estos planes son realidad y cuántos se han quedado en sueños frustrados.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.