Todos hemos pasado 2020 con la esperanza de que la situación en Navidad no fuese tan grave como para plantearnos si cenar con nuestras familias. Pero finalmente ha ocurrido lo que no queríamos. El virus sigue pegando fuerte en prácticamente todo el mundo y los gobiernos de los países afectados en los que se celebran estas fiestas ya han anunciado sus restricciones. Unas serán más duras que otras; pero, por lo general, permiten a las familias cenar juntas, incluso si no son convivientes. Pero que se permita no quiere decir que sea lo más recomendable. No debemos olvidar que en las reuniones familiares puede haber personas vulnerables que mueran o lo pasen muy mal si se contagian. Por eso, muchas personas ya se han resignado a cenar solo con las personas con las que viven. Otras, en cambio, intentan buscar una solución intermedia para cenar en esta Nochebuena de coronavirus.

¿Qué se puede hacer? ¿Hay alguna manera de evitar los riesgos? La única forma cien por cien segura de evitar contagiar a nuestros familiares es no cenar con ellos. ¿Pero y si la abuela de casi 100 años insiste en que prefiere asumir el riesgo por si esta es su última Navidad? Ciertamente son cuestiones que cada cual tiene que valorar. Si finalmente la decisión es hacerlo, hay algunos consejos que se pueden tener en cuenta.

Test para una Nochebuena de coronavirus

Se están promocionando mucho los diferentes tipos de test para que los asistentes a las cenas comprueben si están sanos antes de reunirse. Sin embargo, algunos son poco apropiados y otros nada.

La PCR es el más adecuado. No obstante, no debemos olvidar que si nos encontramos en los primeros días de incubación del virus puede que dé negativo y aun así seamos contagiosos. Por eso, antes de hacerla es recomendable estar al menos una semana reduciendo los contactos al mínimo. Así será menos probable que nos hagamos la prueba con una infección reciente.

En general, evitar los contactos antes de esta Nochebuena de coronavirus es esencial, incluso si no se hace una prueba. De hecho, sería muy recomendable hacer una cuarentena de 10 días. Desgraciadamente, si no teletrabajamos esto no es siempre posible.

En cuanto al resto de pruebas, nos encontramos principalmente con el test de antígenos y el de anticuerpos. El primero tiene su mayor sensibilidad durante los primeros cinco días de síntomas, pero en asintomáticos da una gran cantidad de falsos negativos. En esta situación no sería apropiado; ya que, si tenemos síntomas, lo lógico directamente es evitar ir a reuniones, no hacerse un test.

En cuanto a los anticuerpos, tampoco son útiles, ya que para que haya anticuerpos deben pasar al menos 7 días desde la infección. Un negativo no significará que estemos libres del virus, pues podremos incluso ser contagiosos y dar este resultado.

Seguridad dentro de casa

En las reuniones se debe intentar recurrir a mesas grandes, con los comensales sentados separados y en zigzag si es posible. Además, es comprensible que no se pueda cenar al aire libre una noche de diciembre; pero, al menos, se deberían abrir las ventanas. Está más que demostrado que la mala ventilación favorece los contagios, por lo que esto es muy importante.

Por otro lado, el lavado de manos es esencial. Si en la mesa hay personas no convivientes lo más adecuado es retirar la mascarilla solo para comer y beber y tenerla puesta el resto del tiempo. Además, si se puede no gritar ni cantar, mejor. Los villancicos en la radio.

En cuanto a la comida y la bebida, para evitar confusiones sería aconsejable marcar los vasos de cada comensal. Además, se recomienda que cada persona tenga ya servida su ración, para evitar comidas compartidas. Si alguien quiere repetir, será siempre la misma persona la que se encargue de servirle.

No es una Navidad cómoda, eso está claro. Si no hay más remedio se pueden seguir estos consejos para una Nochebuena de coronavirus, pero solo como último recurso. Lo mejor es no reunirse. Cuando todo esto pase tendremos mucho que celebrar. ¿Por qué no añadir la Navidad? En Bérchules, un pueblo de Granada, celebran la Nochevieja en agosto y ni tan mal.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.