Los dinosaurios eran apasionantes, pero no eran los animales más increíbles de su época. Al menos, de ellos poco a poco vamos sabiendo muchas cosas. Sin embargo, algunas de las especies con las que convivieron siguen siendo un misterio. Muchas puede que no lleguemos a conocerlas jamás. Otras aparecen de repente, mostrando solo una pequeña representación de lo que debió ser la biodiversidad de aquel periodo. Es el caso del Adalatherium, un mamífero de la época de los dinosaurios que acaba de ser descrito en un monográfico de 234 páginas, perteneciente a la Serie de Memorias de la Sociedad de Paleontología de Vertebrados.

El fósil fue hallado hace más de 20 años, en la actual Madagascar. Por eso, el nombre con el que fue bautizado procede del idioma de esta isla, el malgache. Su traducción al español es “bestia loca”. Y bueno, no sabemos si estaba loca, pero desde luego sí que debió ser un animal increíble.

Describiendo un mamífero de la época de los dinosaurios

Andrey Atuchin

La primera peculiaridad de Adalatherium es su tamaño. La actual Madagascar pertenece a lo que en su día fue el supercontinente Gondwana del sur, que englobaba África, América del Sur, Australia, Antártida, el Subcontinente indio y la Península Arábiga. Todos los mamíferos de la época hallados en esta zona tenían más o menos el tamaño de una rata o una musaraña.

Sin embargo, este debió pesar más de 3 kilos y alcanzar las dimensiones de un tejón. A día de hoy puede parecernos igualmente pequeño, pero en comparación es todo un gigante. Y esto es algo que ha podido calcularse con exactitud, pues su esqueleto es el más completo de su edad que se ha encontrado nunca. Supone el mamífero de la época de los dinosaurios que ha podido estudiarse con más exactitud. Una exactitud que lo muestra como una criatura única, con la apariencia superficial de un tejón, pero muchas peculiaridades si se analizan con precisión.

Para empezar llaman la atención sus patas. Las traseras, grandes, musculosas y extendidas, recuerdan a las de los cocodrilos modernos. En cambio, las delanteras se muestran ágiles y veloces, colocadas bajo el cuerpo, como en la mayoría de mamíferos actuales.

En cuanto a los dientes, los delanteros son muy similares a los de un conejo, pero los de atrás no se parecen a los de ningún mamífero conocido, vivo o extinto. Además, los huesos de la parte superior de su hocico tienen una cavidad que tampoco había sido descrita jamás.

Una ‘bestia’ única

Andrey Atuchin

Posiblemente era herbívoro e inofensivo. El calificativo de bestia obedece a que este mamífero de la época de los dinosaurios es único. Nunca antes se había visto algo así.

Fue descubierto en rocas datadas al final del Cretácico, lo cual le confiere una edad de unos 66 millones de años. Para esa época Madagascar ya llevaba más de 150 millones de años separada de África y 20 millones fuera del subcontinente indio. Esto la convertía en un lugar único para la evolución de animales así de increíbles. A día de hoy, las especies más estrambóticas se encuentran en lugares insulares, como Nueva Zelanda o Australia.

Adalatherium debió seguir un rumbo similar. Posiblemente no fue el único, por lo que Madagascar se ha convertido en un lugar idílico en el que excavar. Seguro que aún quedan muchas “bestias” apasionantes por encontrar.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.