Hace unos días salió a la venta el nuevo teléfono de realme, el reame 7i. A simple vista puede parecer un teléfono más de la marca, que llega para hacerse hueco en un mercado copado en el que diferenciarse de la competencia cuesta cada vez más. Sin embargo, veremos como no es así, y que el realme 7i tiene muchos aspectos interesantes que le hacen destacar por encima del resto de sus competidores.

Empezamos la comparación por la batería. Nosotros, en Hipertextual, la hemos calificado de monstruosa. Y no es para menos porque tiene una capacidad de 6.000 mAh, algo difícil de encontrar si lo comparamos con otros modelos, como el Xiaomi Redmi 9 que se queda en 5.020 mAh.

Además, otra de las novedades que incorpora el realme 7i es la carga inalámbrica inversa por lo que podremos cargar otros dispositivos que admitan el estándar de carga, como el estuche de los auriculares u otros teléfonos compatibles. Tanto el Poco M3 como el Redmi 9, no incluyen esta capacidad.

Para cerrar el apartado de la batería, añadir que el realme 7i admite carga rápida de 18W y que con una sola carga podremos tener unas 25 horas de reproducción de vídeos en Youtube o alrededor de 117 horas de reproducción de música. De esta manera, perder de vista el cargador ya no será un problema.

Tres cámaras y el respaldo de la Inteligencia Artificial

Otro aspecto del realme 7i es su cámara que, teniendo en cuenta el rango de precios en el que nos movemos, no escatima en nada para dar una gran experiencia al usuario. En concreto, vemos un módulo formado por tres cámaras: una (la principal) de 48 MP y una apertura ⅛, un ultra gran angular de 8M y apertura ⅔ y un angular de 8MP. En hardware es similar a su competencia pero la diferencia está en cómo el software trata las imágenes una vez procesadas. En este sentido, la Inteligencia Artificial juega un papel crucial en el realme 7i, detectando en cada imagen el escenario que estamos fotografiando o grabando y aplicando las correcciones necesarias para que el resultado final sea mucho mejor. También redefine mejor los contornos de las personas durante los retratos y cuenta con un modo belleza que realza las facciones de manera natural.

En cuanto a vídeo, el realme 7i también destaca permitiendo la grabación en 1080p tanto en 30 como en 60 fps, dando al usuario mayores opciones para decidir en caso de que luego, por ejemplo, quiera editar el vídeo para subirlo a alguna plataforma de streaming con la mejor calidad. Tanto el Poco M3 como el Redmi 9, sólo ofrecen la posibilidad de grabar en FullHD a 30fps.

El último aspecto está dedicado a los gamers. En la elección de un teléfono destinado al juego, el procesador resulta un criterio muy importante. Un chipset pensado y desarrollado para jugar varias horas y a juegos exigentes es la diferencia entre una buena experiencia de juego móvil y una regular, o directamente mala.

Consciente de la tendencia del gaming en todo el mundo, el realme 7i tiene un procesador que favorece las largas horas de juego. La elección es el MediaTek Helio G85, con ocho núcleos a un máximo de 2GHz y que, combinado con la GPU ARM Mali -G52, aseguran en todo momento un rendimiento óptimo durante la partida.

Si echamos un vistazo a los dos procesadores que incorpora la principal competencia, vemos que el Redmi 9 monta una versión anterior del MediaTek Helio mientras que el del Poco M3, directamente, no es un procesador diseñado específicamente para el juego por lo que puede mostrar carencias durante la partida.

Y si has llegado hasta aquí y todavía no lo tienes del todo claro, falta por ver un punto que seguro que te disipa las dudas: el precio. Durante los días 21 y 22 de diciembre, el realme 7i, en su configuración de 4GB+64GB de almacenamiento, tiene un precio de tan sólo 149 euros mientras que el POCO M3 está en 169 euros y el Redmi 9, con esa misma configuración, sube hasta los 179 euros.

Si algo ha demostrado realme en todos los meses que lleva en el mercado europeo es que es posible tener un buen teléfono a buen precio. Pero con el realme 7i, va un paso más allá con un teléfono bien construido y con todo lo necesario para que un usuario pueda disfrutar de su dispositivo, ya sea jugando, haciendo fotografías o usándolo de manera intensiva en el día a día. El regalo perfecto para despedir el año 2020 y dar la bienvenida al 2021.