Apple presentó el M1, su primer procesador ARM que debutará en los portátiles MacBook Pro y MacBook Air, así como el Mac Mini. El chip, 100% diseñado por la tecnológica, es una maravilla técnica que incorpora múltiples componentes en un solo paquete con el fin de mejorar el rendimiento y disminuir el consumo energético. Aún así, el Apple M1 tiene un gran defecto: no soporta eGPUs.

De acuerdo con AppleInsider, el nuevo procesador de Apple no ofrecerá soporte para tarjetas gráficas externas. Los dueños de una Blackmagic eGPU, Razer Core X o alguna de la soluciones de Sonnet se quedarán con las ganas de sacar un mejor provecho a sus ordenadores.

Los primeros indicios que el nuevo chip no soportaría las tarjetas gráficas externas se dio en la pasada WWDC 2020. Una de las sesiones para desarrolladores enfocada a portar aplicaciones a la nueva arquitectura especificó que las Mac con CPU propietario tendrían un GPU diseñado por Apple, mientras que las Mac con Intel usaban GPUs de NVIDIA y AMD.

El GPU del chip M1 es una arquitectura distinta

GPU M1 Apple

El medio menciona que la misma Apple confirmó que el chip M1 no funciona con tarjetas de video externas. Si bien esto suena descabellado, la realidad es que hablamos de una arquitectura distinta. La GPU y CPU del M1 comparten memoria y utilizan un renderizado diferido basado en mosaicos. Por su parte, las GPU de Intel, AMD y NVIDIA utilizan un renderizado de modo inmediato.

Las diferencias entre ambas arquitecturas radican en el modo en que representan una imagen. La GPU de Apple divide la imagen en una cuadrícula, representando cada sección por separado. Las GPU de renderizado inmediato calculan la imagen completa.

La principal ventaja del silicón de Apple es que reduce la cantidad de memoria y ancho de banda necesario para este proceso. Al igual que el M1, otros chips como la serie Mali de ARM o el Adreno de Qualcomm utilizan el renderizado basado en mosaicos.

Tile-base rendering

"No asuma que un GPU discreto significa mejor rendimiento" menciona Apple en uno de sus documentos para desarrolladores. La tecnológica dice que el GPU integrado en sus procesadores está optimizado para tareas gráficas de alto rendimiento. Parte de esto se mencionó en el anuncio de hoy, donde confirmaron que juegos como Shadow of the Tomb Raider o Baldur's Gate 3 se ejecutan en un alto conteo de cuadros por segundo.

Apple podría ofrecer soporte para eGPUs a futuro

Si tienes un eGPU y piensas comprarte una nueva MacBook o la Mac mini, piénsalo dos veces. Aunque Apple no se ha pronunciado oficialmente sobre el soporte a futuro, bien vale la pena esperar para conocer si habrá algún cambio en la segunda o tercera generación.

La llegada de los Mac con M1 no dejará de lado a los equipos con Intel, al menos por ahora. Apple mencionó que transición a los equipos con chips propietarios tomará dos años para completarse y que los ordenadores anunciados hoy son el primer gran paso.

Curiosamente ARM es propiedad de NVIDIA ahora, por lo que es probable que en un futuro veamos el esperado soporte para tarjetas gráficas externas del fabricante.