IONITY, la red de carga de vehículos eléctricos del que forman parte Volkswagen, Daimler (Mercedes Benz), BMW y Ford, ha abierto su primer punto de carga en Madrid. Está ubicado en la estación de servicio CEPSA de Campo de las Naciones.

La estación cuenta con cuatro puntos de carga. El consorcio asegura que sus puntos de carga son capaces de cargar hasta los 350 kW de potencia. El precio por kWh de carga es de 0,79 € salvo las marcas antes mencionadas, que tienen acuerdos a precios menores.

Este sería el quinto punto de carga de la red en España que se suma a Ariza, Lleida, Barcelona y Murcia. También se convierte en el punto de carga para vehículos eléctricos más rápido en la capital de España y el primero para coches que no sean de Tesla.

El despliegue de puntos de carga de la red IONITY en España es una tarea pendiente que cada vez se hace más urgente. Especialmente ahora que las marcas del consorcio empiezan a vender vehículos eléctricos con capacidad para grandes distancias. Sobre todo Volkswagen, que ya comercializa el ID.3; y Ford, que está a punto de empezar a vender el Mustang Mach-E.

El punto de carga ya está marcado como activo tanto en el mapa de la web oficial, como el de la aplicación, desde la cual se pueden activar la carga con total normalidad.

IONITY: una buena iniciativa, opacada por precios altos y una app deficiente

IONITY Madrid

He tenido la oportunidad de visitar el punto de carga y está 100% activo. Pero tal y como está planteado en la actualidad, IONITY tiene dos fallos fundamentales que juegan en contra de la adopción de los vehículos eléctricos de las marcas que forman el consorcio.

Primero: precios excesivamente altos a 0,79 € el kWh. A efectos prácticos, es más caro que repostar diésel, echando para atrás a muchas personas interesadas en hacer la transición a lo eléctrico.

Segundo: el uso de la aplicación solo puede ser calificado como una verdadera pesadilla de la experiencia de usuario. Durante mi visita a un punto IONITY en diciembre de 2019 tuve muchos problemas para cargar.

Casi un año más tarde, en noviembre de 2020, he tenido exactamente los mismos problemas: al intentar cargar tengo que hacer varias veces login, tengo que introducir mis datos de pago aunque los haya puesto previamente. Y ahora la novedad que antes de empezar a cargar, IONITY bloquea 80€ en mi cuenta, independientemente de lo que consuma.

Por todos estos motivos, me es complicado recomendar el uso de IONITY hasta que los precios no bajen y la experiencia de usuario de la aplicación mejore significativamente.