El capítulo 3 de la segunda temporada de The Mandalorian, Mando se encontraba en peligro cuando un grupo de rescate evitó que de — nuevo — Baby Yoda pudiera ser herido, sino enlazar la serie con uno de los grandes éxitos de la saga intergaláctica: Rebels. La mandaloriana Bo — Katan llegó con todo su equipo, que incluye a la guerrera Kosta Reeves interpretada para la ocasión por la estrella de la lucha profesional Sasha Banks. Como si no fuera suficiente pertenecer al grupo de uno de los símbolos de una de las series animadas más famosas de la saga, el personaje de Banks además llegó a la ficción por la puerta grande: salvando a Baby Yoda. ¿Qué más puede pedir una actriz?

Para Banks ha sido el momento cumbre de una larga sucesión de extrañas casualidades que le llevaron a formar parte del elenco: la actriz tenía planes de seguir los pasos de estrellas como Dwayne Johnson o Dave Bautista de alcanzar una reconocida carrera como actriz en el mundo del espectáculo. Lo que no sabía — o no podía prever — es que no solo lo lograría, sino que además lo haría de la manera más extravagante: gracias a un vídeo de YouTube en el que come — con gran deleite — alitas de pollo.

Las alitas de pollo y The Mandalorian

En una entrevista que ofreció a Variety, Banks contó la inesperada manera en que llegó a interpretar a Kosta Reeves. Para sorpresa de la actriz, fue el mismo Jon Favreau el que le pidió interpretar a la guerrera. ¿El motivo? El director y una de las mentes más prolíficas de Disney en la actualidad, quedó encantado con la reacción de la actriz mientras comía alitas de pollo en extremo condimentadas en el programa online Hot Ones, que se transmite el canal de YouTube First We Feast y que tiene una mecánica simple: se entrevista a famosos mientras intentan conversar en medio de una comida cada vez más picante.

Como era de esperarse, cuando Favreau le ofreció el papel a Banks, la actriz aceptó al instante y a pesar de su inexperiencia cuenta que su debut no pudo ser en mejores condiciones, al contar con el apoyo de Bryce Dallas Howard, la directora del episodio y que se convirtió en su mayor fuente de apoyo en medio de la situación. “No podía decir que no, pero estaba muy nerviosa. Ella (Bryce Dallas) realmente me guío y casi me llevó de la mano como quien dice. Me enviaba mensajes para preguntar cómo lo llevaba, me explicó absolutamente todos los pormenores del rodaje y estaba allí para responder a todas las preguntas que se me ocurrían. El trabajo de Bryce ha sido realmente inspirador para mi por la amabilidad con la que trata a todo el mundo y la energía que transmite. No me extraña que sus capítulos en la serie hayan sido muy elogiados porque es una persona realmente especial” contó Banks a Variety.

¿Lo mejor de toda la anécdota? Que Sasha Banks ha sido una gran fanática de la franquicia intergaláctica durante toda su vida, por lo que el papel es además del comienzo de una prometedora experiencia, un sueño cumplido. Toda una experiencia que ha enternecido a buena parte del fandom de la saga imaginada por George Lucas.