YouTube podría convertirse en una tienda en línea gracias a una nueva implementación que permitirá comprar los productos que aparezcan en los videos. Google buscará capitalizar en tiempos de la pandemia de la COVID-19 donde el comprar desde casa se ha potenciado.

De acuerdo con un reporte de Bloomberg, YouTube adoptaría un esquema similar a lo que hizo Instagram. En pocas palabras, si te gusta el video del unboxing del Apple Watch Series 6 que publicó tu canal favorito, podrás comprarlo con un clic. Esto será posible gracias a una integración con Shopify.

Los detalles son escasos y Google ya confirmó que se encuentra probando esta característica con un grupo reducido de canales. Los creadores de contenido serán quienes controlen los productos a la venta, aunque se desconoce la comisión que absorberá YouTube por cada transacción.

La idea de convertir a YouTube en una variante de Amazon es algo que ha rondado la cabeza de los ejecutivos por algún tiempo. La plataforma busca más opciones para monetizar que solo la publicidad o las suscripciones a YouTube Premium que actualmente otorgan nulo valor al consumidor.

YouTube dio los primeros pasos de esta iniciativa en 2019

YouTube

La venta de productos no sería del todo nueva, al menos no al nivel de pruebas. YouTube realizó algunas pruebas con Shopify en 2019, cuando permitió a ciertos canales poner un número reducido de productos a la venta.

Los creadores de contenido podrían potenciar sus ingresos al vender artículos promocionales, mientras que las marcas aprovecharían la plataforma para posicionar productos novedosos en ventanas de lanzamiento.

YouTube tiene una gran ventaja sobre otras plataformas como Amazon. El contar con videos de tutoriales de maquillaje, recetas de cocina o streamings de videojuegos con millones de reproducciones aseguraría un mejor posicionamiento de los productos y más ventas potenciales.

Una de las consecuencias del confinamiento fue el crecimiento sin precedentes de plataformas como Twitch, YouTube o Facebook Gaming. El aumento en el tiempo de visualización de videos desde marzo se disparó y se mantiene a la alza por lo que no es extraño que YouTube busque sacar mayores beneficios.

Lo cierto es que Google se ha tardado en implementar esta característica. Instagram activó la compra y venta de productos desde los videos en noviembre de 2018. Se desconoce si YouTube restringirá la venta de productos solo a los canales o si creará una pestaña dedicada dentro de la aplicación.