Una bola de fuego cruzando España a 95.000 kilómetros por hora fue detectada por los observatorios astronómicos de Sagra y Sierra Nevada en Granada, La Hita en Toledo y Sevilla. Todos parte del proyecto SMART, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).

Según José María Madiedo, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) e investigador principal de la iniciativa, el bólido fue registrado y grabado a las 1:23 de la madrugada del 30 de septiembre.

Se trata de un fenómeno natural producido cuando una roca procedente de un asteroide entra a la atmósfera. Su gran luminosidad es causada por la fricción repentina del objeto con el aire. Debido ae sto, pudo ser observado desde prácticamente cualquier punto de España, con un color verdoso.

El choque del bólido con la atmósfera causó que la roca se volviese incandescente, convirtiéndose así en una bola de fuego. El fenómeno se inició a unos 95 kilómetros de altura sobre la provincia de Ciudad Real. Mantuvo una trayectoria prácticamente vertical hasta que se extinguió a unos 40 kilómetros de altura.

Todos los días, a todas horas, caen miles de meteoros, meteoritos y asteroides de todos los tamaños en diferentes puntos de la Tierra. Es un fenómeno natural absolutamente normal y común. A veces son de tamaños mayores, causando espectáculos como este. Aún así, no son peligrosos.