Lo contábamos en un artículo anterior: el título Tenet no es en absoluto casual y mucho menos, un capricho de Christopher Nolan. Para empezar, se trata de un paíndromo que describe el guion de la película (más o menos) o, en todo caso, la manera cómo será narrada la historia. Pero además de eso, hay algunas otras cosas que contar que te harán asombrarte con la habilidad del guion para entrelazar ideas que parecen no tener relación entre sí y narrar un argumento imaginativo y por momentos extravagante. 

La palabra Tenet ya formaba parte de la cultura pop antes de convertirse en el gran estreno de verano de un año atípico. El término se encuentra en el centro mismo del enigmático cuadrado Sator, un descubrimiento arqueológico que data del año 1925 y que se ha encontrado en varios lugares de Europa. Hasta ahora, no hay una explicación real sobre su significado o el hecho que se localizara en diversos lugares sin relación entre sí. Si ya viste la película, ya lo sabes: Pompeya es una de las ciudades citadas en la película y que sostienen de una forma vaga la línea que une los diferentes sucesos que recorren ¿la realidad? ¿el presente y el futuro? para enlazar con algo más elaborado y complejo. 

Más inquietante todavía es que al cuadrado de Sator se le considera mágico por el hecho que entre sí crea un multipalíndromo con las palabras ROTAS, OPERA, TENET, AREPO Y SATOR. La película toma el cruce de ideas y crea una estructura sólida que sostiene, en cierto modo, el intrincado en el que se basa la narración. Andrei Sator es el personaje encarnado por Kenneth Branagh; Rotas, su empresa; Opera, la primera y espectacular escena; Arepo, el falsificador que sostiene uno de los hilos narrativos más extraños. En cuanto a Tenet, se trata de esa misteriosa organización que es, además, el centro medular de una narración cada vez más extravagante a través del tiempo, la realidad tal y como la conoces, y el sostén de lo material como algo más que un mero accidente físico. 

Las teorías ocultas de 'Tenet'

¿Qué interpretación tiene el misterioso cuadrado de Sator? Por ahora, no hay nada más allá de especulaciones académicas con las diferentes frases que se pueden formar en latín con las palabras. Por ejemplo, SATOR AREPO TENET OPERA ROTAS (El sembrador Arepo guía con destreza las ruedas) y SAT ORARE POTEN ET OPERA ROTAS (Suficiente poder para orar y para trabajar a diario). Estas frases han dado pie a todo tipo de especulaciones místicas cada vez más extravagantes y relacionadas, casi todas, con el mundo del ocultismo.

Además, si tomas las palabras y las pones en forma de cruz, puede leerse de forma muy clara PATERNOSTER, con una "A" y dos "O", que los investigadores asociaron de inmediato con Alpha y Omega. Si conectas la versión más abstracta y esotérica del significado y logras enlazarlo con la percepción sobre el futuro de Tenet como película, el cuadrado de Sator adquiere un nuevo y desconcertante significado

Por último, también hay una interpretación relacionada con el esoterismo y la alquimia, ambas vinculadas con constructores de Catedrales como Louis Charpentier, la Teoría Quiliásmica o Milenarismo. La hipótesis, mucho más elaborada, se basa en cambiar las letras por números, que conducirían a todo tipo de juegos matemáticos e incluso, a una búsqueda de ciertos conceptos relacionados con el ocultismo vinculado al bien y al mal como ideas mutables (si ya has visto Tenet, ahora mismo debes estar sonriendo). Claro está, todo lo anterior se sustenta en la percepción de que quizás el cuadrado de Sator no es otra cosa que una línea de datos, más relacionado con la reinvención estética de ideas complejas. Casualmente, lo que algunos críticos han dicho sobre la más reciente película de Nolan. 

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.