Una de las grandes novedades que incluye la nueva generación de consolas, en especial la Xbox Series X, es la posibilidad de tener varios juegos en suspensión para iniciarlos de forma inmediata, así el usuario puede saltar, por ejemplo, de un single player a un multijugador en tiempo real y sin esperas. No obstante, una de las grandes dudas que nos dejó la presentación es cuántos juegos podrán guardarse en esa memoria temporal para ser ejecutados de inmediato.

Ahora tenemos la respuesta: la Xbox Series X permitirá mantener en espera y suspensión entre 6 y 12 juegos, un número más que suficiente para la mayoría de los usuarios, toda cuenta que la horquilla entre la media docena y la docena de juegos dependerá de cada título, y sobre todo, de los requerimientos de hardware de cada uno.

Los juegos más exigentes harán que disminuya el total de juegos que sean compatibles con la suspensión, de forma que no podremos tener, por ejemplo, más 12 de los juegos en suspensión. Al menos eso se extrae de las pruebas que algunos expertos están realizando con la consola. En Ars Technica han conseguido mantener 12 juegos retrocompatibles (es decir, de Xbox One) en suspensión.

No está claro si esas cifras se alcanzarán también con la Series S al tener menos potencia de hardware, pero dado que su SSD es de menor tamaño, y por norma general el usuario no acumulará tantos juegos, no debería ser un problema.

Aunque la mayoría de jugadores no tiene varios juegos ejecutándose a la vez, si que es un gran apuesta de cara a esos juegos menores a los que echamos un par de partidas y para los que no queremos esperar a que carge totalmente, además de permitir mantener juegos AAA suspendidos para que se ejecuten de forma inmediata y sin esperas.

Sea como sea es una buena noticia que esperemos que se replique en la PS5 y que termine con los problemas de los juegos en suspensión, que en muchos de los juegos actuales multijugador, salir de la suspensión requiere casi siempre reiniciar el juego para recuperar los servicios en línea y el perfil, sobre todo en títulos muy potentes como Warzone y Destiny 2.