Desde que se dio a conocer la existencia de un nuevo virus en China, la preocupación por posibles pacientes de riesgo fue creciendo poco a poco. Los ancianos, las personas con enfermedades previas, los niños y las embarazadas fueron algunos de los grupos que más preocuparon en un inicio. Con el tiempo se ha sabido que los dos primeros sí tienen una probabilidad mayor de desarrollar infecciones graves, mientras que los terceros, al contrario de lo que ocurre con otros virus, suelen cursarlo de forma asintomática o muy leve. En cambio, con el tema del coronavirus en embarazadas ha habido muchas dudas desde el principio.

Poco después del inicio de los brotes chinos tuvieron lugar los primeros partos de embarazadas infectadas. En Wuhan, donde se inició la pandemia, a principios de febrero una mujer dio a luz a un bebé con problemas para respirar y resultado positivo en los test de SARS-CoV-2. Inicialmente se pensó que el virus se había transmitido al feto a través de la placenta, pero los nacimientos posteriores de niños sanos con madres infectadas pusieron en duda esta teoría. Se pasó entonces a considerar que quizás las pocas infecciones que se habían dado se debían a una infección ambiental o por contacto durante el alumbramiento. El pasado mes de julio, sin embargo, un equipo de científicos franceses describió el que se convertía en el primer caso de infección transplacentaria demostrado, al encontrar el virus tanto en la placenta como en la sangre del niño y la madre.

Se sabe, por lo tanto, que los bebés pueden nacer con coronavirus, ¿pero qué hay de su salud más allá de eso? ¿Y la de las madres? Esas son precisamente las preguntas que responde un nuevo estudio, recién publicado en The British Medical Journal.

Riesgo de coronavirus en embarazadas

Este estudio ha sido llevado a cabo por un equipo internacional de científicos, cuyo objetivo era inicialmente estudiar el riesgo de coronavirus en embarazadas con una muestra suficientemente grande y aplicando los conocimientos actuales.

Hasta ahora, la mayoría de investigaciones al respecto eran estudios de casos individuales o de solo unos pocos. Además, a medida que hemos ido conociendo más sobre la COVID-19, muchos de ellos han quedado obsoletos. Por eso, decidieron realizar un metaanálisis y una revisión sistemática, consistente en el estudio de 77 publicaciones en las que se analizan las tasas, características clínicas y factores de riesgo de un total de 11.432 embarazadas. Estos datos se compararon con lo de mujeres de edades similares, pero que no se encontraran en periodo de gestación. Así, pudieron establecer que, curiosamente, las que iban a tener un bebé tenían una probabilidad menor de desarrollar fiebre o dolores musculares. Sin embargo, sí que eran más propensas a desarrollar síntomas respiratorios graves que requirieran ingreso en unidades de cuidados intensivos y conexión a respiradores. Este riesgo, lógicamente, es más grande si se suma a otros factores, como la edad, el sobrepeso o la hipertensión.

¿Y qué pasa con los bebés?

A día de hoy no está claro si los bebés pueden contagiarse o no. Parece poco probable, pero el estudio francés indica que no es imposible.

No obstante, lo que sí parece más claro, al menos en base a este último estudio, es que hay una mayor probabilidad de que nazcan de forma prematura y requieran ingresos en unidades neonatales.

Afortunadamente, las tasas de muerte fetal intrauterina y de los bebés recién nacidos sí que fueron bajas.

Los propios autores de esta investigación remarcan que su revisión cuenta con limitaciones. Estas son principalmente las diferencias en el tamaño y las definiciones de síntomas, pruebas y resultados de los diferentes estudios que lo conforman. No obstante, el amplio tamaño muestral total y los métodos de búsqueda sólidos refuerzan los resultados lo suficiente para que deban tenerse en cuenta.

Por otro lado, según explican en un comunicado, su revisión sistemática producirá una base de evidencia sólida para las pautas a llevar a cabo en casos de coronavirus en embarazadas. Además, permitirá actualizaciones rápidas a medida que surjan nuevos datos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.