En marzo de 2018, un Uber con sistema de conducción autónoma atropellaba y mataba a Elaine Herzberg, una mujer de 49 años. Ahora, la conductora que se encontraba a bordo del vehículo para supervisar que el mismo no experimentaba ningún fallo en su tránsito, ha sido acusada de homicidio involuntario.

Así lo ha ratificado el Tribunal Superior del Condado de Maricopa, que estima que Rafaela Vasquez (46) tuvo responsabilidad directa sobre el accidente ocurrido hace ya más de dos años en Tempe, Arizona. Según las investigaciones, Vasquez habría estado viendo vídeos en su smartphone en el momento de la colisión.

El vehículo viajaba entonces a más de 60 kilómetros por hora en una travesía nocturna cuando Herzberg cruzó la carretera por un punto sin señalización para peatones. El sistema de conducción autónoma de Uber reconoció el obstáculo más de cinco segundos antes del choque, pero no identificó que se tratase de una persona ni que fuese a entrometerse en la trayectoria del vehículo. La inacción por parte de la conductora determinó el fatal desenlace.

Las dudas de los sistemas de conducción autónoma

Este caso es considerado como la primera muerte causada por un vehículo de conducción autónoma, cuyo uso se ha intensificado en el transcurso de los últimos años. Un hecho que se ha manifestado de manera especial en Silicon Valley, donde diversas firmas han puesto en marcha sus proyectos al respecto.

Vehículo autónomo de Uber
Uber

La propia Uber retomaba las pruebas con sus vehículos de conducción autónoma este mismo año en San Francisco, donde también operan otras firmas del sector. En esta ocasión, sin embargo, las restricciones impuestas han sido mayores, limitando los permisos a unos pocos vehículos que solo podrán circular durante el día, a fin de evitar sucesos como el acontecido en 2018.

En lo relativo al citado caso, resta por ver cuál será la decisión final sobre el accidente que puso fin a la vida de Herzberg. En sus declaraciones, Vasquez se ha manifestado como no culpable de los hechos narrados, a pesar de las pruebas presentadas. En consecuencia con lo anterior, ha sido emplazada para un juicio que tendrá lugar el próximo mes de febrero.