Donald Trump, presidente de Estados Unidos, estableció un plazo para que TikTok venda sus operaciones en el mencionado país. ByteDance, propietario de la red social, tiene hasta el 15 de septiembre para concretar la venta. Si la compañía asiática no cumple el plazo, TikTok será prohibida en todo el territorio estadounidense. El mandatario, que nuevamente se encuentra en el centro de críticas por sus medidas dictatoriales, se mostró a favor de que Microsoft sea el comprador.

No obstante, a Trump no parece importarle mucho la empresa que compre TikTok, siempre y cuando sea una entidad estadounidense. «No me importa si es Microsoft o alguien más. Se prohibirá [TikTok] el 15 de septiembre, a menos que Microsoft u otra empresa pueda comprarla y llegar a un acuerdo, un acuerdo apropiado, de manera que el Tesoro de los Estados Unidos obtenga mucho dinero», señaló con su inconfundible tono furioso durante una conferencia.

Microsoft deja claras sus intenciones con TikTok

Hoy mismo, Microsoft hizo oficial su interés en adquirir las operaciones norteamericanas de TikTok. El acuerdo, sin embargo, todavía no está cerrado. Si la negociación transcurre conforme a lo planeado, ByteDance no tendrá problemas en cumplir con el plazo de Trump. Los de Redmond señalan que esta compra no solo beneficiaría a la red social en temas de seguridad —prometen una revisión previa—, también será una oportunidad económica para el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Según explicaron los dirigidos por Satya Nadella, su objetivo es que los datos privados de los usuarios estadounidenses «se transfieran y se mantengan» en Estados Unidos, asegurando también que sean eliminados de los servidores ubicados en el extranjero. Aunque no lo mencionaron específicamente, está claro que se refieren a China. Por todos es sabido que TikTok obtiene una gran cantidad de información de sus usuarios; en el gobierno temen que los datos lleguen al Partido Comunista de China.

Como ya sucedió con otras empresas chinas —Huawei, por ejemplo—, Estados Unidos está dispuesta a hacer lo que sea con tal de evitar problemas en su estrategia de seguridad nacional. Creen que el gobierno de China podría influir en la población estadounidense a través de TikTok, probablemente la red social más popular durante la pandemia. Si la compra se concreta, ByteDance será obligada a entregar los datos de 165 millones de usuarios de EE.UU.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.