La industria armamentística ha evolucionado sobremanera en las últimas décadas. El acelerado avance de la tecnología también se ve reflejado en armas con un potencial de destrucción impresionante que, por desgracia, constantemente se utiliza. Más allá de aumentar su eficiencia durante el combate, las armas también han tenido que evolucionar en cuanto a su facilidad de uso. Israel, por ejemplo, está probando integrar mandos de Xbox en un tanque de guerra para que sea más sencillo controlarlo.

El tanque Carmel, todavía en fase de prototipo, está siendo diseñado con la experiencia de usuario como fundamento principal. En su cabina se encuentran un par de pantallas táctiles para visualizar el entorno debido a la ausencia de ventanas —como en cualquier tanque—. Sin embargo, lo más interesante es que la mayoría de funciones se controlan por medio de un mando de Xbox. ¿Por qué pasar de un panel repleto de botones a algo tan simple?

Haciendo más familiar para los pilotos

IAI

Su cambio tan abrupto en el diseño tiene un motivo bastante comprensible: los militares que controlarán el Carmel tienen entre 18 y 21 años, una edad en la que es habitual disfrutar videojuegos. Así pues, las Fuerzas de Defensa de Israel pretenden ofrecer un control que sea familiar para los jóvenes pilotos. ¿Cuántos juegos a lo largo de la historia te han permitido controlar un tanque de guerra? Bastantes. En Israel lo saben y quieren que el aprendizaje sea lo menos complejo posible gracias al mando de Xbox.

De hecho, los ingenieros de IAI, los responsables detrás del Carmel, escucharon las opiniones de jugadores adolescentes para mejorar la experiencia de uso. "Desde adolescentes hasta jóvenes premilitares, y jóvenes que culminaron su servicio, dejamos que cada uno probara la simulación de Carmel y así definamos qué tipo de habilidades y qué tipo de accesorios se deben emplear. De acuerdo con eso desarrollamos el sistema completo", declaró a The Washington Post Meir Shabtai, gerente de operaciones de sistema de robótica de la susodicha compañía.

Antes de adoptar el mando de Xbox, el Carmel estaba equipado con un joystick similar al de los caza de combate, pero fue muy criticado por los jugadores que probaron el simulador del tanque. Por su parte, Udi Tzur, un comandante de las Fuerzas de Defensa de Israel, reconoció que el nuevo control facilitó el aprendizaje de los soldados, pues solo les tomó un máximo de 4 horas aprenderlo. "Saben exactamente la posición de los botones, y pueden alcanzar un rendimiento mucho mejor con este sistema", agregó Tzur.

Interfaz inspirada en 'Call of Duty'

The Washington Post

El hardware no es la única inspiración que han tomado de los videojuegos. La interfaz del Carmel muestra información relevante de una manera similar a Fortnite, Apex Legends y Call of Duty: Warzone, los battle royale más populares del momento. Según el citado medio, elementos como el mapa, el indicador de munición y los objetivos de la misión se muestran como en los videojuegos. De esta menta logran que la experiencia sea casi idéntica, pero con armas reales.

Asimismo, el tanque integra un sistema de inteligencia artificial que fue entrenado con StarCraft II y Doom. Los ingenieros explican que el juego de estrategia de Blizzard puede adaptarse a todo tipo de situaciones en tiempo real, tal y como sucede en un enfrentamiento de la realidad. Eso le permite al Carmel identificar objetivos o seleccionar armas de forma autónoma. Bastante sorprendente, ¿no es así?