Quick Charge, la tecnología de carga rápida de Qualcomm, ha evolucionado hacia su quinta generación. Quick Charge 5 ahora es oficial y, según promete la compañía de California, ofrecerá en carga rápida sin precedentes para la industria de la telefonía móvil. Su principal novedad es que puede superar los 100 W de velocidad de carga, convirtiéndose así en el primer estándar comercial en lograrlo —en smartphones—. Sin embargo, Qualcomm también se ha enfocado en mejorar la seguridad y la compatibilidad con baterías.

Novedades de Quick Charge 5

Vayamos por partes. En lo que se refiere a la velocidad, Quick Charge 5 podrá cargar un smartphone de 0 a 50% en tan solo 5 minutos. Esto lo coloca, por ahora, como el estándar de carga rápida más veloz en el mercado de dispositivos móviles. De hecho, es 4 veces más rápido y un 70% más eficiente que su predecesor. Ev Roach, vicepresidente de gestión de productos de Qualcomm, afirma que la nueva generación fue posible gracias a la colaboración entre sus ingenieros y los fabricantes de terminales.

En lo referente a la seguridad, igualmente se da un salto importante para proteger los dispositivos. Quick Charge 5 integra varias protecciones, como la entrada USB con protección contra sobretensiones de 25 V y un control de alimentación que puede superar los 30 V. Asimismo, su temperatura se ha disminuido en 10 °C respecto a Quick Charge 4. Para finalizar este rubro, el estándar da la bienvenida a INOV 4, una tecnología cuyo propósito es brindar un control inteligente del voltaje.

En la actualidad sigue existiendo controversia por cómo la carga rápida puede degradar más rápido una batería, no obstante, Qualcomm ha dedicado esfuerzos para extender la vida útil. Quick Charge 5 ofrece las tecnologías Battery Saver y Smart Identification of Adapter Capabilities, mismas que trabajan en conjunto para "maximizar" la transferencia de energía y, todavía más importante, extender la vida útil de la batería sin sacrificar la velocidad de carga.

Disponibilidad y soporte

Los primeros smartphones con Quick Charge 5 verán la luz durante el tercer trimestre de 2020. Es totalmente compatible con los Snapdragon 865 y 865 Plus, los últimos procesadores de gama alta de Qualcomm. Será compatible con casi todas las generaciones anteriores del estándar, exceptuando la primera. Evidentemente, para aprovechar todas las novedades tendrás que adquirir un terminal con Quick Charge 5. En la siguiente tabla puedes observar el soporte por generación.

Xiaomi es uno de los primeros fabricantes en confirmar que abrazarán la tecnología, aunque de momento no especificaron cuándo ni en cuáles modelos. "Xiaomi siempre se ha comprometido a impulsar de manera proactiva la adopción de nuevas tecnologías y acelerar la realización de experiencias mejoradas. En el futuro, más usuarios de Xiaomi podrán disfrutar de experiencias de carga de alta velocidad, seguras y superiores habilitadas por Quick Charge 5", expresó Zhang Lei, gerente general de I+D de hardware de la marca asiática.