Son diversas fuentes las que coinciden en que Apple está trabajando en un rediseño del iMac, pues el 'look' actual fue introducido en el lejano 2012. Pese a que todavía no se filtran imágenes del nuevo hardware, en Geekbench aparecieron las primeras pruebas de rendimiento del susodicho ordenador. Sin embargo, es importante tomar esta información con pinzas; seguramente los de Cupertino trabajan con diversos prototipos y este podría ser solo uno de muchos.

De acuerdo a los datos de la plataforma, compartidos primeramente por Tom's Hardware, este modelo del iMac integra un procesador Intel Core i9 de la familia Comet Lake-S, mismo que se presentó apenas el pasado abril. Presume 10 núcleos, 20 hilos, memoria caché L3 de 20 MB y una frecuencia de reloj de hasta 4.7 GHz con Turbo Boost. Este chip es el sucesor del que actualmente incorpora el iMac de 27" en su configuración más elevada.

En lo que se refiere a la GPU, el nuevo iMac abre sus puertas a la AMD Radeon Pro 5300. Se trata de una variante para ordenadores de escritorio de la Radeon Pro 5300M lanzada el año anterior. Estaría basada en Navi 14, pero de momento no hay datos sobre su memoria. Pese a lo anterior, podemos tomar como referencia los 12 GB GDDR6 de la Radeon Pro 5300M. Por el momento estos son los datos técnicos revelados del nuevo iMac.

Hace un par de semanas, Ming-Chi Kuo, el analista que constantemente comparte información sobre futuros productos de Apple, adelantó que la compañía planeaba lanzar un nuevo iMac con procesador ARM (Apple Silicon). No obstante, al menos las pruebas de Geekbench nos indican que la computadora se mantendrá en la arquitectura x86 que ofrece Intel. No descartamos que más adelante se ofrezca una variante con el mismo corazón que da vida al resto de dispositivos de la manzana.

Por su parte, Sonny Dickson, uno de los leakers más reconocidos en la industria tecnológica, señaló en junio que el iMac adoptaría el mismo diseño industrial del iPad Pro, que presumiblemente también llegará al iPhone 12. Es decir, la computadora heredaría varias características visuales del Pro Display XDR, el impresionante monitor que vio la luz en 2019. Sus marcos serían mínimos para darle mayor protagonismo a la pantalla. Dickson aseguró que se presentaría en la WWDC 2020, lo cual no sucedió. ¿Lo veremos en el evento de hardware de octubre?