Tras iniciarse en algunos países, el concepto de renta básica universal va ganando adeptos a lo largo del mundo. Es el caso de España, donde se ha puesto en marcha bajo el nombre de Ingreso Mínimo Vital. También en Estados Unidos, donde una iniciativa va ganando tracción, al menos de forma incipiente y experimental.

Denominada Alcaldes por una Renta Garantizada, al menos 14 máximos representantes locales apuestan por este ingreso mínimo como una forma de erradicar la pobreza y la exclusión social. El pasado jueves se sumaban fondos extra, tras el anuncio por parte del CEO de Twitter de que apoyaría la iniciativa con hasta 3 millones de dólares en fondos propios.

La renta básica universal se abre paso en Estados Unidos: los ayuntamientos primero

Estos programas piloto serían no obstante todavía dependientes de los consistorios locales de ciudades de la talla de Los Ángeles, Nueva Yersey o Atlanta. En ellas podrían verse beneficiados, sin condicionantes, hasta 7 millones de personas. Según apuntan en la página del proyecto, este sería "una herramienta para la equidad racial y de género".

La iniciativa, que surge a raíz del tremendo impacto de la crisis del coronavirus, ve en el efectivo una vía rápida para paliar las diversas desigualdades entre muchos americanos. Estos planes están todavía por concretar, ya que todavía no cuentan con una fecha concreta de entrada en vigor. La intención de los alcaldes involucrados es obtener resultados para promover un plan más ambicioso ante las autoridades a nivel federal y nacional.

No obstante, todavía no se han especificado cuáles serían los requisitos de acceso a estas ayudas. Parece, eso sí, que las condiciones de entrada podrían variar entre las ciudades en las que se aplique. Algunos de los que han apoyado públicamente el despliegue de la renta básica universal en Estados Unidos son el candidato demócrata Andrew Yang o los milmillonarios Mark Zuckerberg, Elon Musk o Richard Branson.

El directivo de la red social es conocido por su filantropía, no solo en la potencia americana. Según Forbes, este acumula un patrimonio equivalente a 7.500 millones de dólares. A comienzos del pasado abril, se comprometió a poner nada menos que 1.000 de estos millones a la causa tras el coronavirus. Muy probablemente la donación de 3 millones anunciada esta semana forme parte de ellos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.