El reciente hackeo a Twitter prendió focos rojos en el FBI, quien anunció que ya investiga los hechos. Según reporta The Wall Street Journal, el organo federal abrió una investigación este jueves y ya contactó a diversos expertos en seguridad informática..

Debido a la importancia de la plataforma, el gobierno estadounidense piensa que una interrupción en el servicio podría tener implicaciones en la seguridad nacional. El hackeo del miércoles prendió focos rojos en Washington, luego de que cuentas importantes como la de Barack Obama, Bill Gates o el candidato presidencial Joe Biden, fueran vulneradas.

Funcionarios de la administración federal expresaron su preocupación de que agentes malintencionados puedan usar esa vulnerabilidad para algo más que una estafa de Bitcoin. Con cada vez más políticos utilizando Twitter como medio de comunicación primordial, el riesgo de que otros países puedan interferir con el discurso político alerta a los legisladores.

Según el senador de Virginia, Mark Warner, Twitter se ha vuelto central para que los líderes políticos se comuniquen con los constituyentes, y las personalidades interactúen con sus fanáticos. "La capacidad de los malos actores para hacerse cargo de cuentas importantes, incluso fugazmente, indica una vulnerabilidad preocupante" dijo el senador en un comunicado.

El FBI no es el único involucrado en la investigación a Twitter

Twitter Hackeo

Como parte de su investigación, el FBI contactó a Unit 221b, una empresa de seguridad, así como a la analista del blockchain**, Chainanalysis. Inc.** Twitter está cooperando con el FBI, así como con otros organismos estatales. Uno de ellos es el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York, de quien el gobernador del Estado, Andrew Cuomo, dijo que también atrajo el caso.

La Agencia de Seguridad Cibernética e Infraestructura (CISA) también se comunicó con Twitter, según funcionarios de la administración. Este organismo independiente fue creado hace un par de años por Donald Trump y es supervisado por Departamento de Seguridad Nacional.

Las agencias federales ven el hackeo de Twitter como algo preocupante puesto que también utilizan la plataforma como medio para compartir información. A ellas se suma el presidente Donald Trump, quien es muy activo en la red social y ayer no fue víctima del hackeo. Este jueves, la Casa Blanca confirmó que la cuenta del mandatario no fue comprometida.

Hasta ahora los detalles del hackeo se desconocen. Se rumorea que un empleado de Twitter participó utilizando el panel de control donde se controlan todas las cuentas. Tras los primeros indicios de las cuentas vulneradas, surgieron imágenes de la herramienta interna usada.

Twitter comunicó que trabajan "sobre la hora" y ofrecerán información de sus avances. La empresa dijo que por ahora ayudan a que los afectados recuperen acceso a sus cuentas. El aviso también va para aquellos usuarios que se vieron afectados al tratar de cambiar su contraseña y ahora tienen una cuenta bloqueada.