estrenos de cine
– Jul 23, 2020, 16:01 (CET)

¿Qué películas tienen mayor posibilidades de llegar al cine y cuáles tiran la toalla? La gran apuesta de 2020

La gran pregunta colectiva apunta directamente hacia una sola dirección: ¿cuál será el siguiente estreno que será aplazado sin fecha clara de retorno?

Tenet, de Christopher Nolan, era la gran esperanza de un año catastrófico para la industria cinematográfica. Buena parte de Hollywood apostada por el estreno, algo simbólico que representaba el regreso a la salas de cine. También por las posibilidades de convertirse en un discreto éxito que abriera la puerta para otros tantos.

Después de varios aplazamientos sucesivos, Warner Bros. anunció que el esperado nuevo proyecto del director británico salía de todas las listas de fechas posibles de estreno, aunque prometió brindar nuevos detalles sobre un posible estreno en “los próximos meses”.

No se trata de una buena perspectiva. Que un estudio de semejante envergadura haya tenido que retroceder a una apertura a mediano plazo de las principales cadenas de cine en Norteamérica deja claro que el impacto de la emergencia sanitaria del coronavirus es cada vez mayor y más complicada para una industria que depende de la asistencia masiva del público a las salas.

Tenet no es la única que peligra en los estrenos de cine en 2020

Por supuesto, lo ocurrido con Tenet no es la única situación que demuestra lo que está ocurriendo dentro de la meca del cine.

La reevaluación de posibles estrenos — su riesgo, coste y en especial, repercusión — es un tema complicado con el que varios estudios lidian ahora mismo de manera distinta. Desde las decisiones sobre la marcha de Universal — que estrenó Trolls World Tour directamente a VOD sin llegar a un acuerdo con AMC —, hasta la llegada de la esperada Hamilton a las pantallas de Disney Plus, es evidente que la percepción inmediata es que cualquier tentativa de calendario está sometido a la curva de contagios en buena parte del planeta.

Con mucha especulación a cuestas, los siguientes meses serán cruciales para determinar qué ocurrirá con las grandes temporadas — al menos, las que restan en el año — y cómo se enfrentará Hollywood, a la posibilidad de un año entero sin estrenos de envergadura en el cine.

¿Cuáles son las probabilidades de los títulos más esperados de llegar al cine? ¿Qué películas terminarán formando parte de los catálogos de los principales canales streaming? Hagamos un repaso punto a punto al calendario.

Mulán, de Niki Caro

Fecha probable de estreno: 21 de agosto.

Disney lo ha dejado claro: Mulán, de Niki Caro, y Black Widow, de Cate Shortland, serán estrenadas en cine, sea lo que sea que ocurra en el futuro.

Disney ha hecho hincapié en que Mulán fue filmada y pensada para la gran pantalla, de modo que la decisión de que llegue a las salas de cine no es negociable. Por supuesto, más allá de las razones abstractas sobre la posibilidad de que el público disfrute del espectáculo tal y como fue pensado está el hecho de que, tanto una como la otra —pero en especial Mulán—,  son producciones de elevado coste que no podrían recuperar inversión de ninguna manera. De hacerlo, el coste de su alquiler o venta será prohibitivo para buena parte del público.

De modo que, por ahora, la decisión de un estreno mundial a la vieja usanza está más que justificado.

Antebellum, de Gerard Bush y Christopher Renz

Fecha probable de estreno: 20 de agosto.

La película es la candidata perfecta para formar parte del grupo que terminará formando parte del contenido de algún canal streaming o bajo VOD.

Lionsgate es un estudio de tamaño mediano que tiene estrategias flexibles de lanzamiento, lo que podría beneficiar la distribución de este extraño y solvente thriller de suspenso. Además, tiene un presupuesto pequeño que podría recuperarse con un buen lanzamiento y una venta sostenida virtual de más de dos semanas. P

Por lo tanto, es más que probable que jamás llegue a la pantallas de cine.

Let Him Go, de Thomas Bezucha

Fecha probable de estreno: 20 de agosto.

Con su presupuesto relativamente económico, la productora Focus Feactures parece estar abierta a la posibilidad de pasar directamente al VOD o, al menos, probar suerte en algún catálogo streaming.

¿Qué podría evitarlo? Su poderosa historia sobre un sheriff retirado, que lucha junto a su esposa por rescatar a su nieto de una organización criminal después de la muerte de su hijo.

¿Te parece una historia cliché? No lo es tanto, si tenemos en consideración que está protagonizada por Kevin Costner, Diane Lane y Lesley Manville.

Bill & Ted Face the Music, de Dean Parisot

Fecha probable de estreno: 28 de Agosto.

El estreno de la muy esperada secuela de la saga Bill & Ted —que comenzó en 1989 con la popular Bill & Ted’s Excellent Adventure de Stephen Herek— , dependerá de lo que ocurra con Mulán: si el estreno de Disney llega a las salas de cine y logra cosechar un éxito tibio, lo más probable es que Orion Pictures decida probar suerte y llevar al cine un éxito prácticamente seguro.

Con el favorito de todos, Keanu Reeves, a la cabeza y su buena dosis de nostalgia, la película tiene todo para convertirse en uno de los grandes momentos del cine de este año.

A Quiet Place Part II, de John Krasinski

Fecha probable de estreno: 4 de septiembre.

A diferencia de otros grandes estrenos, la secuela inmediata del éxito del 2018 tiene un presupuesto pequeño y la relevancia suficiente como para tomar el riesgo de estrenarse en pantalla.

Su capacidad para recuperar la inversión sería lo suficientemente grande como para depender de apenas un fin de semana de estreno con las suficientes ganancias.

No hay duda de que es una de las fuertes candidatas para formar parte de los primeros experimentos.

The King’s Man, de Matthew Vaughn

Fecha probable de estreno: 18 de septiembre.

The King’s Man, la más reciente adición a la franquicia Kingsman —adaptación directa de los cómics de Dave Gibbons y Mark Millar— tiene un panorama confuso.

Su segunda parte Kingsman: The Golden Circle, estrenada en el 2017, tuvo un rendimiento de tibio a malo y fue considerada un pequeño traspiés de taquilla, por lo que su tercera parte entraría entre los que podrían considerarse un riesgo para su estreno en el cine.

De modo que lo más probable es que si otros grandes títulos aplazan sus fechas, The King’s Man terminé por llegar al catálogo de Disney Plus o en el mejor de los casos, al de HULU.

No obstante, algo semejante condenaría a la franquicia y los planes futuros sobre nuevas historias basadas en la original, al nada deseable limbo de los proyectos incompletos en Hollywood.

Wonder Woman, de Patty Jenkins

Fecha probable de estreno: 2 de octubre.

Por ahora, Warner Bros. probablemente esperará a ver lo que ocurra con otros grandes títulos como Tenet y Mulan para tomar una decisión sobre uno de sus grandes estrenos de temporada.

Lo más probable es que si Mulán también se aplaza de manera definitiva o cambia su fecha directamente al año entrante, Wonder Woman también lo haga.

No se trata de una situación sencilla: uno de los éxitos taquilleros más grandes del estudio, con una costosa secuela que rebasa los 200 millones de dólares, necesitan un considerable éxito taquillero para recuperar costes.

No hay probabilidades que un título semejante termine en VOD o en el catálogo de alguna plataforma streaming.

The Witches, de Robert Zemeckis

Fecha probable de estreno: 8 de octubre.

Este es uno de los títulos problemáticos para Warner Bros: la película es el remake de un clásico querido, que sin embargo se convirtió en uno a partir de su llegada al formato casero y a la televisión de cable.

No está claro cuál será la visión de Zemeckis para una película a mitad de camino y un cuento de miedo sofisticado, por lo que tampoco es muy evidente hacia cuál público apuntará su promoción.

El caso es que con una inversión que rebasa los 80 millones de dólares, necesitaría un estreno de considerable importancia para recuperar la inversión. Por ese motivo es poco probable llegue a VOD o un canal streaming, lo que hace su futuro incierto.

Candyman, de Nia DaCosta

Fecha probable de estreno: 16 de octubre.

Con su presupuesto pequeño, gran cantidad de expectativa a su alrededor y el hecho de que es un remake de una película emblemática del cine de terror, lo más probable es que llegue a los cines, incluso solo en salas seleccionadas y recupere la inversión con un único fin de semana de éxito.

Es muy poco probable que vaya al formato VOD.