La noticia más importante de la semana anterior fue, sin lugar a dudas, el hackeo masivo que sufrió Twitter. Estafadores tomaron el control de las cuentas de personas famosas y compañías para estafar a sus seguidores con criptomonedas. Desafortunadamente, muchos cayeron en el scam y perdieron miles de dólares en Bitcoin. Todavía quedan múltiples preguntas por responder sobre el ataque, pero hoy Coinbase ofreció más detalles del alcance que pudo haber tenido la situación.

Cuando Twitter detuvo el ataque el pasado 15 de julio, los hackers habían acumulado poco más de 120.000 dólares. Sin embargo, la cantidad pudo ser significativamente superior si Coinbase no hubiera intervenido. Según los datos compartidos por la plataforma, lograron evitar que 1.100 personas fueran estafadas por el hackeo a la red social. Si esto no hubiera sucedido, los hackers habrían obtenido cerca de 30,4 Bitcoin, lo que equivale aproximadamente a 280.000 dólares.

En una entrevista con Forbes, Philip Martin, uno de los máximos responsables de seguridad de Coinbase, reveló que identificaron la estafa cuando las cuentas de Gemini y Binance quedaron comprometidas. Ambas plataformas de criptomonedas también resultaron afectadas en el ataque, incluso antes que los hackers controlaran el perfil de Coinbase. Martin señala que solo 14 de sus usuarios resultaron afectados por el scam; enviaron cerca de 3.000 dólares —en total— al wallet de los atacantes.

Evidentemente, Coinbase no fue la única que tomó medidas de emergencia para impedir una estafa mayor. Gemini, Kraken y Binance igualmente previnieron que gran parte de sus usuarios cayeran en la estafa. Además, este tipo de ataques no son nada nuevos en el mundo de las criptomonedas. De hecho, son bastante habituales, la única diferencia es que ahora se realizó de manera masiva a través de las cuentas de compañías y personas famosas, lo cual facilitó obtener la confianza de las víctimas.

El hackeo más allá de Coinbase

"El hackeo de Twitter fue un evento más extendido, pero las estafas de esta naturaleza no son nuevas. Kraken monitorea constantemente este tipo de actividad y bloquea ciertas direcciones que encontramos. Como cualquier otra estafa, bloqueamos las direcciones del hackeo de Twitter a principios de la presente semana", mencionó Jesse Powell, CEO de Kraken.

Asimismo, Powell aprovechó el espacio para indicar que Twitter debe poner más atención a los empleados que tienen acceso a las herramientas de administración. Recordemos que el ataque se produjo porque los hackers tuvieron acceso a un panel interno de la red social. Sin embargo, por el momento se desconoce si el empleado involucrado fue atacado o es un cómplice de los ciberdelincuentes.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.