Es un secreto a voces que Tesla construirá una nueva fábrica en suelo estadounidense. Pese a que los dirigidos por Elon Musk tenían varias ubicaciones sobre la mesa, finalmente se decidió por Texas. Si aún quedaban dudas sobre su elección, un reporte compartido por Electrek se ha encargado de agregar más evidencia al tema. Y es que la automotriz eléctrica ya movió sus cartas para preparar el lugar que dará espacio a la próxima Gigafactory de Estados Unidos.

Según el citado medio, Tesla compró un enorme terreno a las afueras de Austin para construir su nueva fábrica. La transacción, tras los diversos acuerdos con las autoridades de Texas, se cerró en 5 millones de dólares. Electrek añade que la compañía obtendrá hasta 60 millones de dólares en incentivos por establecerse en la región. Y es que una planta automotriz, incluyendo la etapa de construcción, puede generar una cantidad de empleos muy grande en el estado.

Según una filtración reciente, otro de los estados que competía por obtener la fábrica era Oklahoma. La ciudad de Tulsa, últimamente muy popular gracias a Watchmen de HBO, había "levantado la mano" para asociarse con Tesla. No obstante, Texas ganó la carrera y un terreno de 1.000 hectáreas verá nacer la nueva Gigafactory en Austin. Desde luego, Elon Musk y sus liderados todavía no lo hacen oficial. Seguramente el anuncio se producirá muy pronto.

"Tesla está analizando el posible desarrollo, diseño y construcción de una planta de producción de vehículos eléctricos en el condado de Travis, dentro de la propiedad Austin Green. Este sitio tiene aproximadamente 2,100 acres. La propiedad es actualmente un sitio de minería de arena y grava, propiedad y operado por Martin Marietta y proyectos de construcción de Texas. Los activos de Martin Marietta seguirán operando por un período de tiempo, pero se reubicarán en el futuro para permitir la construcción del complejo. El plazo para la reubicación se determinará en una fecha posterior", menciona la automotriz.

Si todo sale conforme a lo planeado, Tesla iniciará la construcción de la planta durante el tercer trimestre del presente año. La intención de la compañía es fabricar el Model Y en las instalaciones de Austin. Sin embargo, es casi un hecho que la Cybertruck también se producirá en este lugar.