SpaceX acaparó los titulares el pasado fin de semana gracias al lanzamiento exitoso de la Crew Dragon a la Estación Espacial Internacional. El suceso ocurrió en medio de una oleada de protestas contra el racismo en Estados Unidos.

A pesar de que la empresa no se ha manifestado públicamente como otras compañías, hoy se publicó un correo interno enviado a los empleados por la presidenta y jefe de operaciones, Gwynne Shotwell.

En la misiva, Shotwell pide a sus trabajadores sentirse orgullosos del logro obtenido el domingo, cuando los astronautas entraron a la EEI. Al mismo tiempo, la ejecutiva menciona que al hablar de querer alcanzar un futuro mejor se debe reconocer la realidad actual.

"La muerte de George Floyd, Ahmaud Arbery, Breonna Taylor y muchos más resaltan las dificultades que enfrentan las comunidades de color. Estos eventos son preocupantes. "

Shotwell invitó a sus trabajadores a hablar con recursos humanos si tienen algún problema. De igual modo recomendó que se tomaran el tiempo que necesitasen para lidiar con esto.

"Quiero asegurarme de que SpaceX es un lugar donde se reconocen estas dificultades y ciertamente un lugar donde no se toleran los prejuicios y la discriminación. Me reuniré con nuestros empleados afroamericanos esta semana para que podamos tener conversaciones más profundas sobre sus experiencias en el trabajo y discutir qué podemos hacer para mejorar."

La presidenta de SpaceX dijo que está abierta a todas las solicitudes y aseguró que recopilarán todas las buenas ideas, logros y fallas en una página interna. Gwynne Shotwell agradeció a sus empleados por las contribuciones y sacrificios personales, al tiempo que los felicitó por el acoplamiento de la misión DM-2.

¿La respuesta de SpaceX frente al racismo es adecuada?

Algunos creen que SpaceX debería seguir el camino de otras compañías y manifestarse en contra del racismo y la brutalidad policiaca. De acuerdo con CNBC, un portavoz de la empresa dijo que los comentarios sobre estos sucesos se reservaron para el correo interno. Respecto a Elon Musk, el fundador de SpaceX condenó el asesinato de George Floyd en apenas un tuit y luego desapareció de la red social.

En contraste, Tim Cook publicó una carta abierta en la que se manifiesta públicamente en contra del racismo. El CEO de Apple alzó la voz y aseguró que la discriminación se encuentra profundamente arraigada. "Aunque nuestras leyes han cambiado, la realidad es que sus protecciones aún no se aplican universalmente", comentó Cook refiriéndose a las desigualdades que sufren las comunidades de color en EE.UU.

Sumado a Apple, otras empresas como Disney, Netflix, Spotify, Mercedes Benz y más publicaron comunicados respectivos en contra del racismo y refrendaron su apoyo al movimiento Black Lives Matter. Otras como Google y Sony pospusieron eventos de anuncio debido a las protestas.