Era casi un hecho que los Oscar 2021 no podían cumplir con su temporada habitual de celebración debido a la pandemia. Hoy la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas lo hizo oficial (vía The Hollywood Reporter): la gala del siguiente año tendrá lugar hasta el 25 de abril; puedes apuntarlo en tu calendario. Diversos medios ya habían reportado esta posibilidad desde el pasado mayo, sin embargo, era una decisión complicada que la mencionada organización debía analizar entre todos sus miembros.

No obstante, aplazar la fecha de la gala no es el único movimiento de La Academia. Igualmente anunciaron que ampliarán el periodo de elegibilidad, pues el coronavirus provocó el cierre temporal de los cines en todo el mundo. "Queremos proporcionar la flexibilidad que los cineastas necesitan para terminar y estrenar sus películas sin ser penalizados por algo que nadie puede controlar", mencionaron David Rubin y Dawn Hudson, presidente y CEO de La Academia, respectivamente. Así queda su calendario:

  • Comienzo de la votación preliminar: 1 de febrero de 2021.
  • Conclusión de la votación preliminar: 5 de febrero de 2021.
  • Anuncio de las primeras listas de los Oscar: 9 de febrero de 2021.
  • Comienzo de la votación de nominaciones: 5 de marzo de 2021.
  • Conclusión de la votación de nominaciones: 10 de marzo de 2021.
  • Anuncio de las nominaciones: 15 de marzo de 2021.
  • Comienzo de la votación final: 15 de abril de 2021.
  • Conclusión de la votación final: 20 de abril de 2021.
  • Gala de premios de los Oscar: 25 de abril de 2021.

Los Oscar 2021 y su decisión histórica

El plan original de la organización era celebrar el evento el 28 de febrero del siguiente año; esta es la tercera vez en su historia que se retrasa. La primera fue por el asesinato de Martin Luther King Jr. en 1968 y la segunda por el atentado contra el presidente Ronald Reagan en 1981. En lo que se refiere al periodo de elegibilidad, ahora la industria tiene hasta el 31 de diciembre para aspirar a ser nominado.

La ampliación del periodo tiene todo el sentido, pues la temporada del verano, las más rentable para la industria del cine, quedó totalmente destruída por culpa de la pandemia. Todos los filmes previstos para llegar a las salas entre marzo y julio tuvieron que reprogramar sus fechas, la mayoría para el último trimestre del presente año.