Cuatro de las editoriales de libros más grandes demandaron a Internet Archive debido a su iniciativa "Biblioteca Abierta". Hachette Book Group, HarperCollins Publishers, John Wiley & Sons y Penguin Random House entablaron la querella argumentando que Internet Archive "reprodujo descaradamente unos 1,3 millones de escaneos pirateados de libros impresos", incluidas obras recientes.

Las cuatro empresas miembros de la Asociación de Editores Estadounidenses (AAP) pidieron en un Tribunal Federal de Nueva York que se impida el escaneo masivo, exhibición pública y distribución de obras literarias enteras.

Biblioteca Abierta — Open Library — es una iniciativa creada en 2006 que opera como una biblioteca pública digital. A diferencia de libros físicos, los usuarios pueden solicitar archivos escaneados en PDF que solo pueden visualizarse durante dos semanas a partir de la fecha inicial del préstamo. Posteriormente, el libro se "devuelve" y queda disponible para otros usuarios.

Si bien esto ha operado por más de 10 años, lo que molesta a las editoriales es que en marzo se activó la Biblioteca Nacional de Emergencia, que suspendió la lista de espera para que todos pudieran leer los libros. El confinamiento provocado por la pandemia del coronavirus impulsó a muchos a buscar alternativas para pasar el tiempo y leer fue una de las más comunes.

"Internet Archive, uno de los sitios de piratería de libros más grandes del mundo"

Ahora las editoriales se lanzan contra la Biblioteca Abierta y la Biblioteca Nacional de Emergencia, acusando que la conducta del Internet Archive tiene poco parecido con las bibliotecas estadounidenses. Consideran que la iniciativa es uno de los sitios de piratería de libros más grandes del mundo y que Internet Archive ignora deliberadamente la Ley de Derechos de Autor.

"IA no solo combina libros impresos y libros electrónicos, sino que ignora los canales bien establecidos en los que los editores hacen negocios con librerías, plataformas de comercio electrónico y bibliotecas, incluidos los préstamos impresos y de libros electrónicos."

Según María A. Pallante, presidenta de la AAP, "al escanear y distribuir obras literarias sobre las cuales no tiene derechos legales o contractuales, Internet Archive se apropia indebidamente de las inversiones intelectuales y financieras de autores y editores".

Pallarte dice que la intención del sitio es la de "golpear el marco legal que rige las inversiones y transacciones de derechos de autor en el mundo". Mientras tanto, Brewster Kahle , fundador de Internet Archive, declaró a The Verge que adquieren libros y los prestan, como siempre lo han hecho las bibliotecas. El ingeniero informático califica la demanda como "decepcionante" y espera que se resuelva pronto.

Mientras tanto, el Gremio de Autores dijo que "regalar lo que no es tuyo es simplemente robar" y exigieron a Internet Archive que no regale sus trabajos, ya que los autores trabajan en proporcionar acceso electrónico de los libros a bibliotecas y personas que lo necesiten.