Chris Cox volverá a caminar por los pasillos del cuartel general de Facebook en Menlo Park. Tras una abrupta salida hace poco más de un año, el segundo de a bordo de Mark Zucerberg retorna para hacerse cargo de la división que dejó. Se convierte, así, en el nuevo responsable de Producto de la red social.

"Me acerqué a Mark hace un tiempo y le dije que estaría interesado en ayudar" expresaba este jueves el propio Cox en una publicación en Facebook. "[...] Facebook y nuestros productos nunca han sido más relevantes para nuestro futuro. Es el lugar que mejor conozco, es un lugar que he ayudado a construir, y es el mejor lugar para remangarme y buscar ayuda".

En mayo de 2018, Facebook realizaba una reestructuración que dejaba a Cox como cabeza visibe de las generalidades de Producto, englobando en su cargo WhatsApp, Instagram, Messenger y la red social homónima. En marzo de 2019, sin embargo, desavenencias con el propio Zuckerberg y la visión de entralazar el cifrado de las plataformas derivó en su renuncia.

El CEO de Facebook no desginó entonces a nadie para el puesto que quedaba vacante, una situación que se ha mantenido hasta ahora. En su lugar, el español Javier Oliván daba un paso al frente y tomaba las riendas de la citada unificación de plataformas. Este es uno de los ejecutivos con más peso en Facebook y una de las personas clave en en el organigrama.

Chris Cox y nuevo aire fresco para Facebook

La vuelta de Cox a la compañía supone toda una noticia en la red social, donde se encuentran pasando por momento delicado. "He estado siguiendo Facebook y me ha alentado el progreso en muchos de los grandes problemas que enfrentamos", expresa. "En el último mes, el mundo se ha vuelto más caótico e inestable, lo que solo me ha dado más determinación para ayudar. Nuestras decisiones y productos más importantes están por delante".

Facebook se enfrenta este año al complicado escenario que son las elecciones estadounidenses, tras haber demostrado jugar un papel relevante en las anteriores. La vuelta de Cox, además, significa mucho a nivel moral para la empresa. Tras haber dedicado trece años de su vida a la compañía, era uno de los ejecutivos que, antes de su marcha, muchos consideraban como el potencial sucesor de Zuckerberg en un futuro.