Apple está realizando cambios importantes en el rumbo de Apple Arcade, su servicio de suscripción de videojuegos, según informa Bloomberg. Mark Gurman y Jason Schreier, periodistas ampliamente respetados en sus respectivas industrias, informan que los de Cupertino han cancelado los contratos con varios estudios desarrolladores que trabajaban en propuestas para la plataforma. Y es que la estrategia de la compañía habría dado un giro que podría cambiar significativamente el tipo de juegos disponibles.

Según explican, Apple pretende ofrecer más juegos que tengan un mayor nivel de retención. Es decir, aquellos que ofrezcan mecánicas o modelos de negocio que te motiven a mantenerte en el juego por mucho tiempo. Desde luego, esto beneficiaría de manera importante a Apple Arcade, pues los usuarios seguirían pagando la suscripción mensual. Un ejemplo claro de lo que buscan podría ser Fortnite. Pese a ser gratuito, constantemente se actualiza con nuevos contenidos para mantener el interés de su enorme comunidad de jugadores.

Bloomberg señala que, desde el pasado abril, Apple ya informó a varios estudios que sus juegos no cumplían con el grado de retención que pretenden lograr en Apple Arcade. La empresa de California, tras detallar su nuevo enfoque, canceló contratos con múltiples estudios. Eso sí, se mostraron abiertos a retomar la asociación en el futuro, siempre y cuando los títulos se alineen a la nueva estrategia. El objetivo de Apple es claro: evitar que los usuarios solo aprovechen el periodo de prueba gratuito y no vuelvan más.

Un revés en tiempos de pandemia

Desafortunadamente este movimiento perjudicó sobremanera a algunos estudios involucrados. Y es que la cancelación del contrato les generó problemas financieros, una situación todavía más grave por estar atravesando la pandemia. Apple habría pagado cada uno de las etapas del desarrollo que fueron completadas, sin embargo, el hecho de perder gran parte de lo inicialmente acordado tomó por sorpresa a las empresas. Lo único rescatable, como se mencionó anteriormente, es que Apple está dispuesta a trabajar con ellos en proyectos futuros.

Desarrolladores que hablaron con Bloomberg, mismos que prefirieron mantenerse en al anonimato, creen que la decisión de Apple se debe a que Apple Arcade simplemente no ha despegado como la compañía esperaba. A pesar de la gran oferta de juegos, no hay una propuesta lo suficientemente exitosa que haga volver a los usuarios. Será interesante ver qué tipo de títulos aterrizan en la plataforma en los próximos meses, pues estos ya estarían integrados a la nueva visión del servicio.