Ir al cine es un ritual. Comprar las palomitas, entrar en una sala grande, con una pantalla que lo es todavía más, y sentarse a disfrutar. Durante dos horas, podemos alejarnos de nuestra realidad para entrar en una muy diferente, la de la película. Hace casi dos meses que no podemos disfrutar de esta experiencia y, aunque empezamos a ver la luz al final del túnel, todavía no tenemos una fecha exacta para poder volvernos a sentar en una butaca. Pero eso no significa que no hayamos disfrutado el cine durante esta cuarentena, desde nuestras casas, eso sí.

Las plataformas como Netflix , HBO y Amazon Prime tienen un amplio catálogo de películas, por no hablar de series, aunque el contexto diferente. La pantalla es mucho más pequeña, normalmente es difícil poder tener oscuridad total (sobre todo si es de día) y no tenemos esa magia de la sala de cine.

Por ello, ver una película desde casa puede ser un foco de distracciones pero el peor enemigo para el cine en tiempos de coronavirus es, si duda, nuestro smartphone. Desde que estamos en medio de una pandemia, estamos bombardeos constantemente con información. Desde las últimas noticias del coronavirus, vídeos y los múltiples diarios de la cuarentena que aparecen en Twitter. Además de las conversaciones y videollamadas con amigos.

¿Cuál es la solución para conseguir concentrarse en la película y evitar distracciones? Ver películas extranjeras con subtítulos. Al tener que leer los diálogos en la pantalla, estamos obligados a centrarnos más en la trama y a evitar despistes que pueden provocar que nos perdamos una parte importante de la producción.

El debate de los subtítulos sigue más vivo que nunca, sobre todo en países como España, con una gran industria del doblaje. Sin embargo, cada vez más gente joven consume series y películas en versión original y en otros lugares como Estados Unidos, el triunfo de la película Parásitosen los Oscar y en los Globos de Oro recordó a la audiencia norteamericana esa sutil barrera del lenguaje que, por años, se ha enfrentado a una resistencia por parte del público.

Además, muchas personas argumentan que, si ven películas subtituladas, se exponen a perderse detalles de la imagen. Esto puede ocurrir durante las primeras veces, por falta de hábito, pero una vez que el cerebro está acostumbrado, se pueden leer los diálogos sin perderse ni un detalle de lo que está ocurriendo en pantalla.

Ver películas y mirar el móvil: mejor no hacerlo en cuarentena

Ver películas con subtítulos puede ayudaros a concentrarnos en un momento en el que muchas personas no consiguen hacerlo. Varios psicólogos indicaron que es normal perder esta capacidad mientras estamos en cuarentena, sobre todo si es por una situación de crisis como la del coronavirus.

Por ello, recomiendan varias tácticas como practicar yoga y establecer rutinas y horarios en el caso de las personas que están teletrabajando. Pero, ante todo, indican que una de las medidas más importantes es evitar el uso de los smartphones y otros dispositivos durante todo el día. A pesar de que gracias a ellos podemos sentirnos más cerca de nuestros seres queridos, también puede ser un motivo de estrés.

En primer lugar, por la necesidad de estar presente en grupos de amigos o familia pero también por la información que se maneja en ellos. Desde buloshasta datos preocupantes sobre el coronavirus que pueden ser un foco de malestar y agobio. Lo mismo ocurre con Twitter y con otras redes sociales, así como las aplicaciones de medios de comunicación.

Por ello, es importante saber desconectar, no solo para conseguir relajarnos, sino para poder meternos dentro de las otras realidades a las que llegamos gracias a las películas y que consigan abstraernos, aunque sea durante dos horas, del mundo en el que vivimos.